Unas 20 mujeres detenidas y golpeadas tras la marcha del 8M

La Metropolitana reprimió a comunicadoras mientras filmaban y pasaban música en los alrededores de la plaza. Fueron liberadas durante la mañana.
9 de Marzo de 2017

Después de la multitudinaria e histórica marcha del 8M, este miércoles por la noche un grupo de veinte mujeres fueron golpeadas y detenidas por la Policía Metropolitana y recién recuperaron la libertad 10 horas después. Estaban en los alrededores de la Plaza de Mayo, en la Catedral, algunas pasando música y otras registrando con sus cámaras la posmarcha, cuando la policía las rodeó y las golpeó. Otro grupo de chicas se encontraban en una pizzera después de participar de la movilización.  

Se trata de mujeres que se dedican a la comunicación, muchas de ellas periodistas, escritoras, fotógrafas, músicas y cineastas. Tiempo habló con una de las integrantes de Colectivo Manifiesta quien informó que están en buen estado después de haber sido violentadas por la policía. “Mientras filmaba, cinco policías fueron directamente a golpearla, la tomaron del pelo y la golpearon”, informó Julia Zárate sobre su amiga documentalista. 

Una de las detenidas, la escritora y periodista de Página / 12 Laura Arnés, es doctora en Letras e investigadora del Instituto Interdisciplinario de Género de la UBA (IIEG). Después de la medianoche, hizo un posteo en Facebook donde comunicó que la habían detenido mientras se encontraba con su grupo de amigas en una pizzería de Perú 85 y, así como en otros casos, se generó rápidamente la red para que grupos y organizaciones se acercaran a la comisaría y poder acompañarlas. Desde el IIEG repudiaron el hecho con un breve comunicado: "Repudiamos este hecho y la represión policial que se desató luego de un manifestación que demostró una organización inédita del movimiento de mujeres y una convocatoria masiva." 

El avance de la policía comenzó por Avenida de Mayo, explica una vez liberada otra de las mujeres por audio a Tiempo, "levantando a todo el mundo, corriendo gente. Golpearon a unos indigentes que estaban durmiendo. A nosotras nos dijeron que nos vayamos, que no podíamos estar ahí paradas. Un policía de civil no mostró placa", y ante el pedido de las chicas, esposó al grupo "porque yo les digo"; después las arrastraron por el piso, las retuvieron en un camión y las llevaron a la comisaría. A muchas las hicieron desnudar, sin acceso a higiene. Según otro audio recibido de Marta Dillon, periodista y miembro de #NiunaMenos, "la situación es gravísima porque están construyendo un relato de las mujeres violentas que hacen vandalismo, a las que hay que reprimir y a las que no se tiene que sumar, las autoconvocadas. Eso me parece lo más grave".

Desde el colectivo #NiunaMenos, Florencia Alcaraz escribe que "la policía llevó a cabo una cacería insólita de manifestantes, con el único objetivo de disciplinar al movimiento de mujeres, lesbianas, trans y travestis", y continúa la descripción del desmán: "Fueron arrastradas por la policía personas que esperaban el colectivo o salían de una pizzería".

En un día histórico, donde pedimos “basta de matar y violentar a mujeres”, estas chicas fueron capturadas y violentadas por las fuerzas de seguridad y luego detenidas por “resistencia a la autoridad, lesiones y daños", acusadas de lesionar a la policía.  Algunas de ellas se atendieron en el Hospital Argerich por intoxicación por gases y por los golpes recibidos. Luego de ser alojadas en la Comisaría 1, todas las chicas fueron trasladadas a la alcaidía de la Comuna 4. 

Actualmente todas fueron liberadas y están siendo asesoradas por la Unidad Fiscal de Violencia contra las mujeres (UFEM) por constituir un hecho de violencia de género.

Desde #NiunaMenos proponen que frente al miedo las mujeres nos organicemos:

Si estuviste presente durante la represión o hayas sido reprimidx o detenidx, acercate a Procuvin (Perón 667). Se reciben denuncias conjuntas entre la UFEM (Viamonte 1145 Piso 1 Dpto. B. - 4371-3407 / 6218 / 2658) y la Procuvin.

Mirá los videos:

— Tiempo Argentino (@tiempoarg) 9 de marzo de 2017
Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS