Las organizaciones sociales reunidas en la Unión de Trabajadores y Trabajadoras de la Economía Popular (UTEP) y la Unidad Piquetera (UP) marcharon nuevamente juntos este jueves 28 de julio y se concentrararon en Plaza de Mayo. Uno de los reclamos centrales fue la implementación del salario básico universal y «una reivindicación inmediata de los trabajadores».

Los manifestantes se habían concentrado en varios puntos céntricos de la Ciudad de Buenos Aires para luego avanzar hacia Plaza de Mayo, bajo las consignas de «trabajo genuino, aumento de los montos y cupos de los planes sociales, bolsones de alimentos y asistencia económica para familias de desocupados y jubilados», entre otras.

En el caso de la UTEP, Las organizaciones votaron que el plan de lucha continuará el próximo 7 de agosto en la tradicional movilización de San Cayetano que lleva adelante la UTEP por Paz, Pan, Tierra, Techo y Trabajo, y un pliego reivindicativo de siete leyes que incluye el Salario Universal. Si no hay respuesta, continuarán las asambleas y concentraciones la semana siguiente.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE
Foto Victoria Gesualdi / Telam

La secretaria de esa organización, Dina Sánchez, remarcó: “Seguimos con las mismas recetas, ajustando abajo, dándole más y más a los de arriba. Si queremos reconstruir la Argentina tiene que ser de abajo para arriba. Los trabajadores de la economía popular nos pusimos al hombro la primera línea de batalla contra el covid-19. Eso hizo que muchas compañeras perdieran la vida. Sin embargo no hay respuestas para nuestro sector”.

Sobre el aguinaldo para el Potenciar Trabajo y la necesidad de un Salario básico universal, agregó: “No es ningún bono. Es un aguinaldo. Es nuestro derecho que peleamos en la calle. Hay un sector que nos necesita aún más, esa economía popular desorganizada, los jubilados, los empleados públicos y privados que también la están pasando mal. La clase trabajadora no puede garantizar la comida en sus casas. Necesitamos un salario básico universal para quienes están desprotegidos”.