El Consejo Interuniversitario Nacional (CIN) dio el visto bueno para la creación de seis nuevas universidades públicas nacionales en territorio bonaerense y en el distrito porteño. Este organismo, que entre sus funciones tiene la coordinación, consulta y propuestas de políticas y estrategias de desarrollo universitario; destacó lo importante de crear nuevas casas de altos estudios en todo el país.

De esta manera habilitó la conformación de la Universidad Nacional del Delta, con sedes en los municipios de Tigre, San Fernando y Escobar, con una propuesta académica a las necesidades de la región, entre las que se encuentran la carrera de industria naval, medioambiente y seguridad, turismo y otras tecnológicas. Al mismo tiempo se crearán las Universidades Nacionales de Pilar, la de Cuenca del Salado, la de Saladillo, y la de Ezeiza, que ahora es Provincial y pasará al ámbito Nacional. Por último, el actual Instituto Universitario Nacional de Derechos Humanos, más conocido como la universidad de las Madres de Plaza de Mayo, también pasara a ser reconocida como Universidad Nacional.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

“Es un hecho histórico y sin precedente que el CIN esté de acuerdo en una política pública de crear nuevas universidades para generar más acceso a la educación superior”, afirma en diálogo con Tiempo, el Licenciado Rodolfo Tecchi, Presidente del Consejo Interuniversitario Nacional. “Es más, en la Argentina falta aún más universidades e incrementar el financiamiento territorial de las que existen”. Las flamantes Universidades ocuparán el espacio geográfico que no está cubierto debidamente por otras casas de altos estudios. La Universidad Provincial de Ezeiza, que pasará a la órbita Nacional, realizará un cambio administrativo pero sostendrá su idiosincrasia con estudios enfocados en turismo, comercio internacional, logística y gestión aeroportuaria por su cercanía con el puerto. Para el caso de la Universidad de Pilar, contará con un programa de estudios que abrazará diferentes carreras vinculadas a la industria, por su proximidad con el parque industrial de Pilar.

“Para aquellos que critican la creación de nuevas universidades, si nos comparamos  con México o Brasil, que son dos potencias de la región, en nuestro país debería haber muchas más universidades nacionales, tanto por nuestra extensión como así también por la falta de acceso que tienen millones de estudiantes que deben viajar muchas horas o irse a vivir a otros lugares para poder estudiar”, destaca Tecchi.

En el caso de la Universidad Nacional de la Cuenca del Salado, su sede estará en Cañuelas y en principio, comenzaría su ciclo lectivo en 2023. Por estar ubicada en un municipio con una pudiente actividad agropecuaria, entre su oferta académica se destacan la de médico veterinario y Ciencias Empresariales. En cambio, la Universidad Nacional de Saladillo abrazará a la producción de al menos 15 distritos municipales con carreras agrícola-ganaderas, licenciaturas e ingenierías especializadas en informática y metalmecánica.

“El CIN se ha expedido negativamente con una propuesta de crear una Universidad Nacional nueva en la localidad de Aimogasta, en la provincia de La Rioja, porque ahí ya se encuentra una sede de la Universidad Nacional de esa provincia que la atiende perfectamente a esa zona, tampoco está lejos de la capital de La Rioja y no veíamos necesidad de crear una nueva universidad en esa región”, aclara Tecchi.

Universidad Nacional Madres de Plaza de Mayo

Actualmente, el Instituto Universitario Nacional de Derechos Humanos “Madres de Plaza Mayo”, dicta cinco carreras de grado: Abogacía, Licenciatura en Historia, Profesorado en Historia, Comunicación y Trabajo Social. Hoy depende del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, y con la aprobación del proyecto en el Congreso, tendrá  autonomía propia como el resto de las universidades nacionales. Con la creación de estas seis flamantes universidades la Argentina pasará a tener 63 casas de altos estudios nacionales. Cabe destacar que durante la presidencia de Néstor Kirchner y las dos de Cristina Fernández de Kirchner (2003-2015), se crearon alrededor de 17 universidades nacionales en todo el país. Nueve de ellas en la Provincia de Buenos Aires y el resto en Río Negro (2007), Chaco (2007), San Luis (2009 y 2014), Tierra del Fuego (2009), Ciudad Autónoma de Buenos Aires (2014), Santa Fe (2014) y Misiones (2015).

Ahora es el turno del Congreso

La Ley de Educación Superior es precisa: todos los proyectos de ley que ya tuvieron su debate y y la aprobación en el Consejo Universitario Nacional (CIN), luego deberá ser refrendado en el Congreso Nacional. Son cinco proyectos que actualmente tienen estado parlamentario. El objetivo del oficialismo es que la creación de las cinco universidades se apruebe en lo que queda de este año y en los primeros meses del 2022.