El ex vicepresidente Amado Boudou pidió un “pronto despacho” para que la Corte Suprema, aún en el receso excepcional que decretó el lunes, ordene su excarcelación ante la crisis generada por la pandemia del coronavirus.

Los abogados de Boudou, Alejandro Rúa y Graciana Peñafort, formularon el pedido para que el máximo tribunal trate un recurso que ya fue presentado para la libertad del ex ministro de Economía mientras no esté firme la condena por la Causa Ciccone.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

El planteo excarcelatorio presentado esta mañana ante el máximo tribunal obedece “a la pandemia de Covid-19, la emergencia sanitaria dispuesta por DNU, la emergencia penitenciaria dispuesta por el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación y la reciente Acordada 4/20” de la propia Corte.

Los defensores arguyeron que al tiempo de resolver un pedido de esta naturaleza “se debe atender a las circunstancias existentes al momento de su decisión”.

Boudou tiene pendiente un recurso de queja contra la condena a cinco años y diez meses de cárcel dictada por un tribunal oral federal y confirmada por la Cámara Federal de Casación Penal por la denominada “Causa Ciccone”, el fallido intento de rescate de la imprenta que fabricaba los billetes en la Argentina.

“La Corte ha tenido que recordar recientemente que en su artículo 18 la Constitución Nacional dispone categóricamente que ningún habitante de la Nación puede ser penado sin juicio previo, establece el principio de que toda persona debe ser considerada y tratada como inocente de los delitos que se le reprochan, hasta que en un juicio respetuoso del debido proceso se demuestre lo contrario mediante una sentencia firme”.

Sobre ese concepto, Peñafort y Rúa expresaron: “solicitamos la habilitación de días y horas para tramitar y hacer lugar a la queja de esta defensa en esa incidencia, para que con pronto despacho se lo excarcele”.

El pedido deja abierta la posibilidad de que “en la instancia de origen puedan disponerse otras medidas de resguardo” para garantizar que Boudou no se profugará.