La denuncia de la diputada Elisa Carrió en contra del jefe de la Policía Bonaerense, Pablo Bressi, fue un golpe inesperado para María Eugenia Vidal. Pese a haberlo ratificado, la mandataria pidió a Asuntos Internos que investigue si el comisario tiene nexos con el narcotráfico, tal como afirmó la aliada de Cambiemos. La oposición, en tanto, logró que el ministro de Seguridad, Cristian Ritondo, sea citado a la Legislatura para dar explicaciones del caso.
“Ni el jefe de Policía ni ningún otro funcionario que conviva con el delito va a permanecer en mi gobierno”, contestó Vidal a la consulta periodística, y agregó que “todas las denuncias que llegan se investigan”. La mandataria ordenó a Ritondo investigar a Bressi y la Dirección de Asuntos Internos ya comenzó a trabajar sobre la declaración jurada de bienes del comisario -para ver si existe un enriquecimiento que no puede justificar-, su foja de servicios y varios expedientes judiciales relacionados.
Carrió acusó el lunes pasado a Bressi de ser cómplice del narcotráfico, de participar de un esquema de recaudación ilegal y hasta lo vinculó a Miguel Ángel “Mameluco” Villalba, condenado por liderar una organización de venta de drogas y detenido en el penal de Ezeiza. El Ejecutivo le retrucó que quería pruebas y la legisladora contestó con una extensa carta a Vidal en la que enumeró expedientes e informes periodísticos como pruebas documentales. Entre ellos, la diputada citó una nota de Tiempo, firmada por Juan Diego Britos el último 5 de junio, que daba cuenta de la feroz interna policial que se vive en el seno de la Policía Bonaerense y de la desconfianza y los recelos de los comisarios hacia Bressi.
La oposición reaccionó rápido y aprovechó la última sesión de la Cámara de Diputados para pedir que Ritondo concurra a la Legislatura para explicar la situación de Bressi. Los legisladores aprobaron primero un pedido de informes impulsado por el diputado sciolista Rodolfo Manino Iriart, en conjunto con el bloque Peronismo para la Victoria y el Frente Renovador, en el que se pide saber si Ritondo “tiene conocimiento de la advertencia realizada por Carrió”, si Bressi cumplió funciones en alguna Dependencia/Delegación de la jurisdicción Morón y también “si existen causas judiciales que vinculen a Bressi con Villalba”.

Luego, tras la resistencia del bloque Cambiemos -que rechazó una moción al respecto-, todos los bloques opositores acordaron con el presidente de la Cámara, Jorge Sarghini, convocar al ministro a una reunión con los presidentes de las bancadas y los integrantes de la comisión de Seguridad. Desde Seguridad dijeron a Tiempo que el encuentro podría concretarse la próxima semana. «

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE