El sindicato que nuclea a las y los tripulantes de a bordo, la Asociación Argentina de Aeronavegantes (AAA), se sumó este viernes a las protestas que realzaron en los últimos días los pilotos nucleados en APLA y UALA.

Los trabajadores se concentraron en el sector C y desde allí caminaron por el hall de check-in donde entregaron panfletos con sus reclamos tanto a los pasajeros, como a los empleados de las aerolíneas que se encontraban trabajando en los mostradores.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

“Estamos denunciando la precarización de nuestros cielos y la intransigencia por parte del gobierno con los trabajadores aeronáuticos”, afirmó Pablo Brey, titular del gremio.

Definió la protesta como “una jornada de visibilización de los conflictos para que los pasajeros estén al tanto de lo que ocurre en el sector aerocomercial”, y advirtió que “lo que queremos es mostrar el daño que ocasionan las políticas de ajuste que incluyen devolución de aviones, cancelación de rutas y su impacto en las fuentes de trabajo”.

La medida no provocó demoras en los vuelos y se extendió por espacio de poco más de una hora.

El jueves, el gobierno nacional denunció ante la justicia federal la medida realizada por los pilotos a través de Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC). Su titular, Tomás Insausti, consideró que la protesta fue “totalmente ilegal e irresponsable”.

“El titular del gremio, Pablo Biró, utiliza su posición gremial para hacer campaña política por el kirchnerismo y toma de rehenes a los pasajeros, a los cuales perjudica, y también a aquellos pilotos que no están de acuerdo con la medida, pero se ven presionados a realizarla para evitar represalias”, dijo  Insausti en declaraciones a Télam.

“La denuncia no es más que el cumplimiento del deber que nos cabe como organismo controlador de la actividad aérea, dado que violaron normas establecidas. Tengo la obligación de denunciarlo”, aclaró y agregó: “Con su actitud, los pilotos violaron lo establecido por el Manual de Operaciones del Explotador (MOE) y las Regulaciones Argentinas de Aviación Civil, pero, además, fueron reincidentes, ya que hubo situaciones anteriores en las que también leyeron mensajes mientras estaban en vuelo”.

“Es una situación muy triste, porque lo que hicieron es totalmente ilegal e irresponsable. El piloto solamente puede planear su vuelo y ejecutarlo, no puede hacer otra cosa y la línea aérea es responsable de los pasajeros, incluso hasta después que desembarcan”, añadió.