Cristina Fernández de Kirchner se presentó a votar después del mediodía, en Río Gallegos, Santa Cruz. La expresidenta debió esperar más de media hora para poder pasar al cuarto oscuro. Mientras hacía la cola se sacó fotos con quienes se acercaron para hacer más corta la espera. Luego de poner el sobre en la urna, CFK tuvo un breve diálogo con la prensa. “Muchas gracias a todos y a todas por estar aquí en este día tan importante para la democracia. Sobre todo para los que alguna vez no tuvimos esta posibilidad maravillosa de votar y elegir”, aseguró. Una Cristina jocosa incluso se prestó a algunas bromas con los periodistas, ya que agarró el micrófono de algunos cronistas que habían quedado lejos de la candidata a vicepresidenta para poder tomar su testimonio. Por las dudas, aclaró: “Lo mío no es el periodismo”.

A diferencia de lo que ocurrió en las PASO, que CFK siguió los resultados desde Río Gallegos y sólo apareció en el búnker del Frente de Todos a través de un video, por la tarde de este domingo se tomará un vuelo a Buenos Aires para estar presente en Chacarita junto a su compañero de fórmula Alberto Fernández y a la fórmula de candidatos de Buenos Aires y CABA. Cristina resultó clave en ese armado, no sólo por ser la figura política que más votos arrastra en la Argentina sino por la serie de decisiones que tomó en este año electoral: la publicación del libro Sinceramente, que la volvió a poner en el centro de la escena, y la invitación a Alberto Fernández para que encabece la lista como presidente, en un gesto que terminó de incorporar voluntades para armar el Frente de Todos.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Más temprano, con un posteo en sus redes sociales, había recordado a su compañero Néstor Kirchner en el noveno aniversario de su muerte. “Siempre en el corazón de los argentinos y las argentinas”, publicó, en un día especial en el que además se celebran las elecciones presidenciales.