El presidente Alberto Fernández dijo este jueves desde Francia que su Gobierno «no está conforme ni contento» con los índices de inflación, que no mantiene una «disputa» con Cristina Fernández de Kirchner sino que tiene «diferencias» con ella, y aclaró que en cuanto a las tarifas de servicios «los sectores más débiles van a seguir siendo atendidos con subsidios» a la energía, en tanto que «el 10 por ciento más pudiente dejará de ser subsidiado».

«El programa económico va a ayudar a la desaceleración de la inflación, pero no estamos conformes ni contentos, lejos estamos de estar contentos con los índices de inflación que hay hoy en Argentina», dijo Fernández en una rueda de prensa en la embajada argentina en París, a donde llegó en la tercera y última escala de su gira por Europa.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Esta tarde, el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) dará a conocer la variación del Índice de Precios al Consumidor (IPC), que el ministro de Economía, Martín Guzmán, anticipó «será menor al de marzo», cuando alcanzó al 6,7%.

Al hablar con los periodistas argentinos que cubren la gira presidencial, Fernández insistió en que «hay un porcentaje de esa inflación, que yo creo que es relativamente alta, derivada del aumento de precios en los alimentos como consecuencia de la guerra y muchos otros insumos».

Frente de Todos

Al referirse a las diferencias dentro del Frente de Todos, el Presidente insistió: «No estoy discutiendo con Cristina, ni ninguna interna, no estoy pensando en mi reelección, estoy pensando en cómo salir de los problemas que tenemos», dijo y agregó: «No tengo una disputa con Cristina, tengo diferencias».

«En un reportaje con un diario muy importante de España el periodista me trajo al escenario las diferencias que podemos tener con Cristina. Todo el reportaje trató de subirme al ring con Cristina», explicó el mandatario sobre las declaraciones que hizo esta semana al diario español El País.

En ese marco, agregó: «Yo no me tengo que pelear y no me quiero pelear con Cristina sino con Macri, con la derecha y los causantes de la decadencia argentina, los que generaron la deuda, los que hicieron caer 20% el salario real que hay que recuperar».

Tarifas

«Los aumentos suponen la aplicación de la segmentación. El 10 por ciento más pudiente, que se ve beneficiado con subsidios, deja de ser subsidiado, lo cual es una medida muy progresiva en términos económicos. Hace que el que tiene pague», dijo Fernández esta tarde de jueves en la rueda de prensa en la embajada argentina en París. «Los sectores más débiles van a seguir siendo atendidos con subsidios», ratificó el Presidente

En cuanto a los aumentos, dijo que están «vinculados a los salarios, a cómo evolucionan» y aclaró que «nunca el aumento de tarifas puede ser mas alto que el aumento salarial de las personas, lo cual tiene un criterio distributivo muy grande, y es un porcentaje menor».

«Esto que estamos haciendo está en el programa económico. No es una imposición del Fondo. Creemos que es necesario hacerlo. Es muy difícil pensar que la economía pueda seguir subsidiando a los más ricos cuando vemos como se ha desatado un conflicto energético a partir de guerra y los precios de la energía se han disparado», explicó el Fernández.