Cerca de 37 mil argentinos que trabajan en el sector viñatero en el país esperan que este 26 de octubre la Cámara de Diputados convierta en ley dos proyectos que benefician al sector. Las provincias beneficiadas son las de cuyo: Mendoza, San Luis, San Juan y Salta.

El oficialismo, tras acordar un amplio temario con los bloques opositores, convocó a una sesión para el próximo martes al mediodía. Las dos iniciativas que cuentan con sanción del Senado estuvieron incluidas en la sesión fallida del 10 de octubre. Fueron proyectos impulsados por la oficialista Anabel Fernández Sagasti y acordados con el radical Julio Cobos.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Una propone un nuevo régimen previsional que reconoce la jubilación anticipada para los  trabajadores y contratistas de viñas. De esta manera los viñateros podrán jubilarse a los 57 años, sin distinción de sexo, siempre que acrediten 25 años de servicios con aportes (hoy es 65 años).

Dicho proyecto,  prevé en su artículo 2 un beneficio jubilatorio, ya que “las personas indicadas en el artículo 1° de la presente tendrán derecho a la jubilación ordinaria con un mínimo de cincuenta y siete (57) años de edad, sin distinción de sexo, en tanto acrediten veinticinco (25) años de servicios con aportes”.

Con respecto al cómputo de los años de servicios, establece que cuando se hubieren desempeñado tareas relacionadas a la vitícola y alternadamente otras de cualquier naturaleza, a los fines de determinar los requisitos para el otorgamiento de la jubilación ordinaria, se efectuará un prorrateo en función de los límites de edad y de servicios requeridos para cada clase de tareas o actividades.

En el caso de la contribución patronal con respecto de las tareas a las que se refiere la presente ley será la que rija en el régimen común –Sistema Integrado Previsional Argentino– incrementada en dos puntos porcentuales (2 %) a partir de la vigencia de la misma.

Al finalizar, el proyecto faculta a la Secretaría de Seguridad Social del Ministerio de Trabajo a dictar las normas complementarias y “aclaratorias que sean necesarias para la aplicación de la presente”.

Este proyecto obtuvo dictamen de mayoría el pasado mes de julio -orden del día N°435- en las Comisiones de Previsión y de Presupuesto de Diputados, donde la oposición firmó en disidencia parcial.

Contratistas

La otra iniciativa modifica el Estatuto de Contratistas de Viñas y Frutales para ampliar de diez a doce las mensualidades que recibe el contratista. Sucede que en las viñas existe un contrato laboral atípico por el cual la mensualidad se paga por diez meses, aunque los contratistas trabajen los doce meses del año, lo cual repercute a nivel de aportes jubilatorios, obra social e indemnizaciones. Actualmente cobran 10 mensualidades más un porcentaje de la cosecha, pero marzo y abril no cobran. 

En diálogo con Tiempo, la diputada del FdT Marisa Uceda resaltó: “Son trabajadores olvidados y el reconocimiento que se les está dando con estas leyes es muy importante. Se trata de un paso más en la ampliación de derechos, en un contexto donde la oferta electoral de la oposición propone precisamente quitarlos”. 

La diputada cuestionó al diputado radical Alfredo Cornejo por no presentarse en la caída sesión para dar quórum, pese a que el mendocino se excuso diciendo que su vuelo no llegó a tiempo. “Se trata de reclamos históricos. Por eso fue tan doloroso que el exgobernador Cornejo ordenara no dar quórum”.

Los proyectos contarían con el apoyo de los diputados, sobre todo por los mendocinos de todos los partidos políticos, por lo que se descuenta que serán convertidos en ley.