En la tarde del viernes, la cuenta oficial de Twitter del Senado nacional admitió un ciberataque a sus bases de datos, el cual fue controlado y la información robada estaría siendo recuperada.

«El Senado de la Nación sufrió el 12 de enero a las 4 AM un ataque realizado por piratas informáticos», comienza el comunicado. «Este tipo de ataques, denominados ransomware, fueron perpetrados en los últimos meses contra diversos organismos públicos, del Poder Judicial y empresas de primera línea», continúa, y enseguida aclara que «toda la información sustraída es pública y se encuentra al alcance de todos y todas dentro de nuestro sitio de transparencia».

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Los ataques ransomware ocurren cuando un tipo de programa dañino restringe el acceso a determinadas partes o archivos del sistema operativo infectado, por el que se pide un rescate a cambio de quitar esta restricción. Es un tipo de ciberdelito en alza a nivel mundial, sobre todo a empresas y dependencias públicas de EE.UU.

«Desde el momento del ataque nuestro equipo de Seguridad Informática está trabajando. Hasta el momento se logró recuperar la mayoría de la información relevante y aislar el equipamiento sensible, lo que nos permitirá recuperar la operatividad a la brevedad», cierra la comunicación oficial de la Cámara Alta.