Si bien Florencia Kirchner está activa desde febrero en su cuenta de Instagram, el jueves a la noche concedió la primera entrevista tras su regreso de Cuba, donde estuvo bajo tratamiento médico. En el reportaje a FutuRöck, se refirió al “ensañamiento judicial” de “dos jueces que hacían lo que querían” con ella como disparador de la depresión que sufrió durante meses sólo por ser hija de Néstor y Cristina Kirchner.

“Cuando te persiguen políticamente, nadie te quiere cerca, nadie quiere trabajar con vos y, como no se podía hacer nada, tenía períodos de depresión, hasta que me empezó a hablar físicamente el cuerpo, haciendo una somatización”, relató Florencia en la extensa entrevista al programa “La noche inesperada” conducido por Julia Mengolini y Gabriela Borrelli. Allí reveló que estuvo seis meses sin salir a la calle. En el marco de la persecución pública que sufrió, relató: “Lo que pasó en estos últimos tres años fue más allá del ensañamiento mediático, empezó a haber un ensañamiento judicial en donde me mandaban la policía a mi casa, en donde parecía que todos los días iba a pasar algo: tenía dos jueces haciendo absolutamente lo que querían y eso me enfermó a mí”, dijo la cineasta respecto de las causas del estrés postraumático y el linfedema ligero de miembros inferiores que sufrió. ”Ahora estoy mejor, pero tengo mis días,  todavía estoy cerrando algunas cosas, pero deprimida ya no estoy”, explicó respecto de su salud.  Florencia aún está imputada en dos causas, conocidas mediáticamente como “Los Sauces” y “Hotesur”, que fueron enviadas de manera unificada a juicio oral, todavía sin fecha de inicio.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

La política

Florencia Kirchner, que cultiva un bajo perfil mediático y no suele dar entrevistas, contó que se enteró de que su madre iba a presentarse como candidata a vicepresidenta de Alberto Fernández como todo el mundo, por las redes. Al responder una pregunta que envió al programa el periodista Juan Amorin, respondió: “Yo no quería saber nada de la Argentina, yo no estaba bien, estaba atravesando depresión. Le dije ‘no me cuentes nada, no me importa lo que vayan a hacer’. Y me enteré como todo el mundo, por el Facebook”. Una vez que supo la noticia, como “no estaba hablando mucho con ella (por su madre)” le mandó “un mensajito a través de otra persona” para felicitarla.

“El día que ganó Alberto fue muy gracioso porque en Cuba no estaba andando muy bien internet por todo el tema del bloqueo. Justo ese día venía andando rebien pero se empezó a cortar. Fue muy loco, no pude dormir, me emocioné mucho y hablé con mi hermano. A su vez, fue como que me sorprendió porque yo estaba muy desconectada y había mucha polarización”, relató.

Tema aborto

En varias oportunidades, Cristina Fernández atribuyó su cambio de postura sobre el aborto a las charlas con su hija, consultada sobre el tema, Florencia respondió: “No fui yo sola. A ella verdaderamente le impactó mucho el tema de las pibas tan chicas. A mi mamá eso es algo que siempre le va a interpelar por más que siga siendo ortodoxa, como dijo ella anteayer en una discusión que tuvimos. Pero se vio muy interpelada por lo que sucedió socialmente. Eso existió. Hubo peleas tremendas, con portazos, con todo. Pero sí, la interpelaron muchísimo el movimiento de mujeres y las pibas tan jóvenes”.