Reapareció Hebe de Bonafini y habló de todo, como es su costumbre. En una entrevista en AM 530, la presidenta de la Asociación Madres de Plaza de Mayo se refirió a la medida del gobierno de la Ciudad de obligar a los mayores de 70 años a pedir permiso para salir a la calle. Luego, en una extensa charla, contó cómo pasa estos días de cuarentena, de su relación con el Papa Francisco y del presidente Alberto Fernández.

«Es bueno que Larreta tenga barbijo, así no nos contagia lo que piensa. A Larreta no le creo nada, es para hacerse ver. Hay gente que le cree, pero es un gran copiador. La gente del PRO es así, mienten descaro. Los del PRO hicieron todo por decreto secreto, y ahora vienen a dar consejos, es una vergüenza lo que hacen. Larreta no nos deja vivir a nosotras que somos viejas, de qué viejos nos está hablando? Yo me cuido sola. “Hago gimnasia respiratoria antes de hablar, si hago ejercicios tengo mejor la voz. No salgo a la calle, vivo en una callecita interna, es un pasillo al fondo, duermo con todo abierto”, dijo Hebe, quien luego hizo un repaso sobre varios temas.

Sobre su relación con el Papa Francisco: “Nos llevábamos mal, porque hemos tomado algunas catedrales. En ese momento el Papa era amigo de la Michetti, nos cerró el baño. Entonces nosotros hicimos traer cartones y armamos un baño de cartones y chapas. Ahí Bergoglio estaba enojadísimo. Cuando lo nombraron Papa estábamos peleados, luego me invitó a verlo varias veces. Me insistió y fue ahí que me sorprendió un montón. Tuve una reunión con él en un lugar chiquito. Llegué temprano, como hago siempre, me recibió enseguida, antes del horario pautado. Yo le conté todo lo que pasaba, terminé estando dos horas y media con él. Ahora nos escribimos cartas con Francisco y un día me llamó. Atendió mi secretaria y me hacía señas, no se animaba a decirme quién era. Quería saber cómo estaba y si necesitaba algo. Manda a averiguar cómo estoy. Está sumamente informado y preocupado por lo que pasa en el país.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Los días de cuarentrena: “La vida no tiene precio y el mundo nos da la razón. Sentimos muchísimo no ir a la plaza, ahí nos encontramos con nuestros hijos. Muchas madres ponen el pañuelo en el balcón, los jueves a la hora de la marcha. Hay un sentimiento de estar presente. Vamos a tener que bancarnos mucho tiempo más, por eso no hay que pensar cuánto tiempo falta. Hoy es hoy y mañana es mañana, para estar mejor”.

Sobre las detenciones por violar la cuarentena: “Algunos policías se están yendo de mambo. Si son de la provincia Berni los va a poner en orden, pero a veces se les va la mano. A los policías que se les va la mano hay que sacarles el sueldo, que vayan a plantar papa. Sacarlos del cargo no es ningún castigo”.

Sobre Alberto Fernández: “Es un amor, me da miedo que le pase algo. Ayer le mandé un mensaje a Axel, a veces veo que no se cuidan. Me parece que los dirigentes se tienen que cuidar, los necesitamos”.