Desde General Pinto, adonde encabezó un acto de entrega de viviendas, el gobernador Axel Kicillof disparó hoy contra la oposición. Aseguró que “sólo andan buscando un cargo en las listas” y consideró que “no hay espacio para buscar votos en la tragedia ajena”. Luego reiteró que su gobierno está en campaña de vacunación y no electoral.

El mandatario cumplió agenda hoy en General Pinto y en Lincoln. Son dos municipios del noroeste bonaerense en donde inauguró una planta de tratamiento de líquidos cloacales, anunció nuevas obras por más de 1800 millones de pesos, y se reunió con productores industriales y comerciantes. La entrega de casas cerró la jornada que compartió con el ministro de Infraestructura de la Nación, Gabriel Katopodis, y que incluyó también una protesta en reclamo de clases presenciales.

En Pinto, el gobernador reivindicó el plan de vacunación y reiteró sus críticas a Juntos por el Cambio por hacer campaña contra las vacunas. “Algunos quieren echarle la culpa al gobierno de no poder tomar un mate, de no poder abrazarse, de que los pibes no puedan salir a la noche. Uno puede mentir y engañar mucho tiempo a poca gente o mentir y engañar poco tiempo a mucha gente, pero lo que es imposible mentirle todo el tiempo a todo un país”, dijo en el arranque de su discurso junto al intendente local, Jorge Zavatarelli (FdT), citando la frase del expresidente estadounidense Abraham Linoln.

Tras recordar que en el arranque de la pandemia los sistemas de salud de los países más desarrollados y ricos del planeta colapsaron, Kicillof sostuvo que el plan del sector “más perverso” de la oposición fue ya no sólo que “el gobierno fracasara” sino que el pueblo lo hiciera también.

“El plan era nuestro fracaso. ¿Por qué digo esto? Porque inmediatamente cuando se empezaron a tomar las mismas medidas de cuidado que en el resto del planeta, los vimos marchar para que no se usara barbijo, para que no hubiera restricciones. Era un plan para que fracasara este pueblo y se repitió con las vacunas. Y lamento decirlo porque es horripilante: hay quienes para militar en contra del gobierno militaron en contra de las vacunas, la prevención y el cuidado”, remarcó.

En este punto, precisó que el plan de vacunación provincial avanza a gran velocidad y que “no se está tan lejos de concluir la cobertura con una primera dosis” de todos los bonaerenses inscriptos en “Vacunate”. Y puso como ejemplo al distrito de Pinto que ya inmunizó al 93% de los vecinos registrados y es una de las “ciudades protegidas” contra el coronavirus.

También le pidió a los dirigentes de la oposición, aunque sin hacer nombres, que dejen el oportunismo en medio de la pandemia. “Hoy estamos cerca de un momento de elecciones y mientras nos dedicamos nosotros a resistir esta pandemia, a entregar todo lo que podemos en solidaridad con el otro, a reconstruir lo que dejaron y a atajar esta calamidad, hay quienes ya empezaron su campaña electoral. Hay quienes lo único que andan buscando es un cargo en una lista. Y me parece que la respuesta de un pueblo entero tiene que ser que no hay ahora espacio para el oportunismo, para buscar votos en la tragedia ajena, para sembrar incertidumbre, que hoy no podemos estar en otra campaña que no sea la de cuidado, de vacunación y de reconstrucción de nuestra provincia”, sostuvo.

Ya en el final, Kicillof señaló que lo llena de “orgullo y de energía” saber que cuando termine el plan de vacunación habrá “un pueblo que juntó fuerza para reconstruir una provincia después de la desgracia del neoliberalismo y de la pandemia”. Y cerró: “Después de la pandemia vamos a volver a ser felices”.

Protesta

Por la mañana, Kicillof visitó el distrito de Lincoln, que es gobernado por el intendente Salvador Serenal (JxC). Allí fue recibido por una ruidosa protesta de padres autoconvocados para pedir por la vuelta de las clases presenciales en el distrito. Entre los manifestantes estaba la diputada provincial de Juntos por el Cambio, vanesa Zuccari, quien se quejó en las redes sociales por el “vallado” de seguridad y aseguró: “Parece que peticionar ante la sautoridades en esta proivncia no cuenta”.

Debido a la cantidad de casos, Lincoln se encuentra en Fase 2, la de mayores restricciones que coincide con la zona de “alarma epidemiológica” definida a nivel nacional. En total hoy son 22 los municipios bonaerenses que están en esa fase. Los 113 municipios restantes están en fase 3 y 4 y mantienen la presencialidad.

Las familias que protestaban fueron finalmente recibidas por el jefe de Gabinete, Carlos Bianco, quien les explicó cómo funciona el sistema de fases. Y les aseguró que si baja el número de contagios, el distrito pasará a fase 3 y podrán tener las escuelas abiertas.

Kicillof se refirió a la protesta en diálogo con La Radio Posta de Lincoln. “Recién había un grupito pequeño de gente ruidosa, protestando. Estoy de acuerdo con que protesten, por eso lo pueden hacer, pero las autoridades locales tienen que hacer que se respeten las normas porque lo que está en juego es la salud”, dijo el mandatario en relación al intendente y el cumplimiento de los protocolos y las medidas de cuidado para que bajen los contagios.

El gobernador también cuestionó a la diputada opositora que participó de la protesta. “Si quieren ir a buscar votos haciendo un falso reclamo, si vamos a hacer política con el descontento que lógicamente hay, la verdad, el oportunismo, y no puedo decir nada de ella, que haga de su vida lo que quiera. Pero la sociedad evalúa”, advirtió. Y agregó: “A mí no me van a encontrar haciendo politiquería barata, de baja estofa, para ganar unos votos”.