El Senado la Nación postergó para la semana que viene el debate de los proyectos que buscan una reforma de la Corte Suprema de la Nación. Según pudo saber Tiempo, la idea del oficialismo es citar al plenario de comisiones de Justicia y Asuntos Constitucionales a los gobernadores que presentaron su propio proyecto.  

La reunión estaba convocada para este jueves a las 14, pero se suspendió porque la intención de los senadores del Frente de Todos es abrir el espacio de debate a los 16 gobernadores del peronismo que impulsaron un proyecto de ley presentado por José Mayans y Anabel Fernández Sagasti, el cual propone 25 integrantes en la nueva composición del máximo tribunal.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Entre los mandatarios que piden una reforma se encuentran Axel Kicillof (Buenos Aires); Ricardo Quintela (La Rioja); Raúl Jalil (Catamarca); Alberto Rodríguez Saá (San Luis); Gildo Insfrán (Formosa); Osvaldo Jaldo (Tucumán); Gerardo Zamora (Santiago del Estero); Alicia Kirchner (Santa Cruz); Gustavo Bordet (Entre Ríos); Gustavo Melella (Tierra del Fuego); Sergio Uñac (San Juan); Sergio Ziliotto (La Pampa); Gustavo Sáenz (Salta); Jorge Capitanich (Chaco); Oscar Herrera Ahuad (Misiones) y Mariano Arcioni (Chubut). 

Los mandatarios insistieron en un encuentro que se desarrolló en el Consejo Federal de Inversiones en que esta reforma es necesaria en momentos en que es inminente un fallo de la Corte Suprema de Justicia en la demanda que le inició el gobierno porteño de Horacio Rodríguez Larreta a la Nación por los recursos en concepto de traspaso de la Policía Federal. 

En su propuesta, que tuvo el visto bueno del presidente Alberto Fernández, sostienen que la amplitud debe tener paridad de género y debe ser de “carácter federal”. Además, argumentan que solo en Uruguay la integración es de cinco. “En EE UU son 9; en Brasil, 11; en Colombia, 23; en Chile, 21; en Italia, 15; en México, 11; y en Alemania, 16”. 

Los proyectos que se venían debatiendo proponen que el tribunal pase de los 5 ministros actuales a tener entre 9 y 15. Y además que se equilibre la presencia de hombres y mujeres, al igual que la representación de las distintas regiones del país. En el caso de Weretilneck, que tiene un monobloque en el Senado y que responde a la gobernadora de Río Negro Arabela Carreras, esta semana anunció que el proyecto que proponen los mandatarios provinciales es “inviable” y defendió su propia iniciativa que establece cinco salas de tres magistrados y un presidente rotativo anual. 

Pese a que parece mayoritario el rechazo a la ampliación propuesta por los gobernadores y el Poder Ejecutivo, lo cierto es que el debate sobre la ampliación del máximo tribunal está instalado. Y que la mayoría de los proyectos en análisis contemplan una modificación de la composición actual. Algo que hasta hace poco ni siquiera formaba parte de las conversaciones en el Parlamento.