La Cámara Federal de Mar del Plata emitió hoy un primer respaldo a la actuación del juez Alejo Ramos Padilla en la “Causa D’Alessio”. El tribunal rechazó la recusación por presunta falta de imparcialidad que había planteado el fiscal federal Carlos Stornelli, a través de su abogado, Roberto Ribas. Y, en ese contexto, aprobó tácitamente las exposiciones que el juez de Dolores realizó ante el Congreso (en la Comisión de Libertad de Expresión y en la Bicameral de seguimiento a los servicios de inteligencia) pues consideró que fueron “en el marco de la publicidad de los actos de gobierno que debe regir al sistema republicano”.

Los camaristas Eduardo Jiménez y Osvaldo Tazza removieron así uno de los obstáculos sobre los cuales Stornelli faltó en dos oportunidades al llamado a indagatoria. No obstante, queda pendiente otro planteo: la “incompetencia” por cuestiones de territorialidad. ¿Qué es eso? Stornelli dice que los hechos que se investigan ocurrieron en su mayoría en la Capital Federal y por eso deben investigar los magistrados de Comodoro Py en lugar de Ramos Padilla. La Cámara no se pronunció sobre eso.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

El tribunal marplatense evaluó que “los distintos fundamentos presentados (por Stornelli) con la intención de lograr el apartamiento del juez instructor, confluyen en un punto común que es la invocada parcialidad y los visos de prejuzgamiento en que habría incurrido” Ramos Padilla.

Allí se centró el análisis. El camarista Jiménez explicó: “en ese reclamo que habré de fijar el punto de atención, pues adentrarme en el estudio de cuestiones relacionadas con la competencia del órgano investigador o los alcances del requerimiento fiscal y la eventual actuación de oficio del Dr. Ramos Padilla que alega el recusante y rechaza el Magistrado, implicaría adelantar opinión sobre un thema decidendum que está siendo ventilado en un incidente y que eventualmente puede ser traído en un futuro a estudio, por lo que deviene necesario no emitir juicio al respecto a fin de evitar una contingente causal de recusación”.

En rigor, Stornelli recusó a Ramos Padilla, planteó su incompetencia y, además, pidió la nulidad de toda la causa porque sostiene que no hubo “impulso fiscal” y el juez de Dolores avanzó por las suyas en una investigación para la cual no estaba habilitado.

Si bien eso está pendiente, el fallo de la Cámara de Mar del Plata descarta que Ramos Padilla haya sido parcial en su investigación. Ha desarrollado su tarea “sin que surgiere reproche en cuanto a la supuesta ‘parcialidad manifiesta y/o prejuzgamiento’, más allá de la disconformidad que con su convocatoria a prestar declaración indagatoria tuviere el Fiscal recusante” Stornelli.

Es que, indirectamente, Stornelli consideró que Ramos Padilla fue parcial por lo que dejó asentado en el auto de procesamiento contra el falso abogado Marcelo D’Alessio. Es decir, lo acusa de parcial por lo que escribió en una resolución en la que procesó a un imputado. Justamente lo que deben hacer los jueces al dictar un procesamiento es fundamentar por qué lo hacen, y esas conclusiones –basadas sobre las pruebas recolectadas- luego son revisadas por un tribunal superior.

En síntesis, Ramos Padilla fue recusado por hacer lo que la ley le manda a hacer. El que lo recusó fue un fiscal federal, que conoce de sobra cómo funcionan las cosas en el Poder Judicial. «Si bien puede no resultar la manera más conveniente de presentar la eventual responsabilidad de los actores en el auto que los convoca a prestar declaración indagatoria, o cuando se menciona su hipotética intervención en una conducta punible al resolver la situación procesal de otro encartado, resultaría excesivo entender que tal estilo semántico permita inferir el prejuzgamiento de quien se manifiesta de esa manera”, clarificó la Cámara.

Stornelli también se quejó de la repercusión periodística de aspectos de la investigación, que son de acceso libre para todas las partes desde que se levantó el secreto de sumario. “Se entiende que la especial atención periodística se debe a la gravedad de los hechos investigados y el interés público en los mismos”, subrayaron los camaristas al zanjar la discusión.