Uno de los abogados del exespía Antonio Stiuso declaró ante el juez federal subrogante de Dolores, Martín Bava, que fue él quien presentó al fiscal Juan Ignacio Bidone con su colega Carlos Stornelli cuando estalló la denuncia sobre el falso abogado Marcelo D’Alessio. Lo hizo como un favor, gratuito, cuando Bidone –quien había cobrado cierta celebridad por la investigación por el triple crimen de General Rodríguez- recién comenzaba a aparecer en la investigación que por entonces llevaba adelante el juez federal de Dolores, Alejo Ramos Padilla.

El abogado de Stiuso, Julián Subías, no conocía a Bidone. Sin embargo, 24 horas después de ese primer contacto, Bidone estaba en el despacho de Stornelli. Y, de allí, por gestión del propio Stornelli, se fue a declarar a la fiscalía de Alejandra Mangano, distante a unos pasos de la de Stornelli.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Bidone declaró como testigo en una suerte de “contraexpediente” que Stornelli impulsó (y en el que es querellante) por una supuesta maniobra para “voltear” la Causa Cuadernos. Bidone estaba siendo investigado en Dolores por sus actividades en sintonía con D’Alessio, pero se presentó como testigo en Comodoro Py, donde Stornelli (y también la exdiputada Elisa Carrió) habían impulsado sendas causas argumentando que todo lo relacionado con D’Alessio era un armado que tenía por objetivo neutralizar la investigación por los cuadernos que confeccionó el chofer Oscar Centeno y que para ese entonces, principios de 2019, tenía media docena de detenidos.

Stornelli, personalmente, acompañó a Subías –socio del otro abogado de Stiuso, Santiago Blanco Bermúdez– a Dolores para que declarara sobre aquel encuentro, que tuvo lugar en Comodoro Py cuando se iniciaba la investigación sobre su relación con D’Alessio. Subías declaró ante el juez Bava el mismo día en que el expresidente Mauricio Macri concurrió a Dolores y no completó su indagatoria por supuesto espionaje a los familiares de las víctimas del ARA San Juan porque no estaba eximido del secreto que le impone la Ley de Inteligencia.

El tórrido 28 de octubre pasado, Stornelli; su abogada, Raquel Pérez Iglesias, y Subías, estuvieron frente al juez Bava. ¿A qué fueron? Subías, a desmentir a Bidone.

Cuando declaró en indagatoria en la investigación que tiene por principal imputado a D’Alessio, Bidone (quien siempre creyó que el falso abogado era un agente de inteligencia que le había enviado el gobierno de Cambiemos para colaborar en sus investigaciones) recordó aquella reunión con Stornelli: “Él me preguntó qué era lo que me había pasado. (…) Stornelli me dijo algo así como ‘sí, a mí me embaucó o cagó’, no recuerdo bien su expresión, pero como que D’Alessio lo había engañado también”.  Bidone describió que Stornelli le preguntó si D’Alessio le había dicho que lo conocía. “Le dije que sí, que dijo que lo conocía desde la causa del gas licuado. Stornelli me dijo ‘yo lo conozco hace dos o tres meses nada más’, como contradiciendo esa afirmación.  (…) Antes de yo salir de su despacho me hizo una referencia que me llamó la atención y por eso la quiero manifestar. Me hizo un gesto como inclinando la cabeza de un lado a otro y me dijo ‘fijate, si no te preguntan desde cuándo me conocía, por ahí no hace falta que lo digas’”.

El abogado de Stiuso, quien se reconoció gestor de aquella reunión, desmintió que las cosas hubieran ocurrido de esa manera. “Un abogado me pide si yo podía entrevistarme con el doctor Bidone, que en ese momento era fiscal. Yo no lo conocía a Bidone y me quería hacer una consulta de índole profesional sobre la que no puedo hacer referencia. Yo entendía que podía resultar razonable entrevistarnos. (…) Stornelli le dijo, lo único que recuerdo que le haya dicho es ‘Me parece que tenés que declarar, vos sos fiscal”.

“Stornelli, fue hasta la Fiscalía de Mangano, que está ahí casi enfrente, volvió y nos dijo, si ustedes quieren, Mangano los puede recibir en el día de la fecha y que Bidone preste declaración en esa causa. Y así fue, y nos fuimos, yo lo acompañé hasta la puerta de la Fiscalía. Bidone entró, declaró, yo no pasé porque ya me parecía que había terminado mi gestión”, explicó Subías.

Bidone dijo ante Mangano lo que supuestamente le había pedido Stornelli apenas un instante antes. Ahora, dos años y medio después, Subías lo desmintió.

El juez Bava omitió preguntarle a Subías quién le había pedido que recibiera a Bidone para, a su vez, hacer de puente con Stornelli. Ese tipo de gestiones “abrepuertas” en tribunales son muy valoradas, y acaso por eso Bava sí le preguntó al abogado de Stiuso si cobró honorarios por asesorar a Bidone. “No, nada, nada, nada, si hay algún chiste de ese que me debería haber pagado para que valga el asesoramiento, no. ‘No me pagó, entonces no está cerrada la relación profesional’. Pero no”.

Cuando se conoció la declaración de Bidone sobre el supuesto pedido de Stornelli, el fiscal de Comodoro Py llamó “preocupado” a Subías, a quien le preguntó: “Julián, ¿vos estás dispuesto a declarar?”. “Sí, por supuesto, Carlos”, respondió el abogado de Stiuso.

Subías aseguró que Bidone no fue influenciado para acomodar su declaración. “Decidió, sin ningún tipo de coacción, y esto sí lo puedo afirmar porque fue Bidone el que me pidió a mí en la tarde anterior, que lleve adelante la gestión para verlo a Stornelli. Bidone habría declarado ahí libremente, sin ningún tipo de presión”.

Sobre el supuesto pedido de Stornelli, Subías –quien declaró como testigo, bajo juramente de decir verdad– insistió: “Yo estuve presente y no escuché absolutamente nada”. «