La gobernadora Arabela Carreras acusó de “instigación” y “complicidad” a su histórica contrincante política en Río Negro, la exsenadora y ahora titular del Instituto Nacional de Asuntos Indígenas (Inai), Magdalena Odarda, al tratar de explicar el origen del incendio de la sede de un club local.

A tres semanas de las elecciones, la gobernadora alfil del ahora senador y exmandatario provincial Alberto Weretilneck, de la fuerza provincial Juntos Somos Río Negro, decidió enmarcar el hecho de inseguridad que sucedió en su provincia como un delito federal, por lo que le reclamó a la Casa Rosada la intervención de fuerzas de seguridad nacionales. “En la titular del Instituto Nacional de Asuntos Indígenas (Inai), con Magdalena Odarda y (Luis) Pilquimán, que es el segundo de Odarda, ha habido una gran complicidad y hay instigación también, porque buscan objetivos políticos que perjudican al normal funcionamiento de las instituciones”, consideró  en diálogo con Radio Mitre. “Puntualmente me refiero al Inai porque es lo visible. Hay sostenimiento económico de estos grupos, con traslados de personas, sostenimiento a la defensa de estos grupos”, dijo.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

“Este sector promovió que Parques Nacionales se retirara de la querella y esto no contribuye al esclarecimiento” de los incidentes, expresó Carreras también en radio Con Vos.

Respecto al envío de gendarmes a la zona, el ministro de Seguridad, Aníbal Fernández, lo sintetizó de esta manera: “En este momento, se está patrullando toda la zona con Gendarmería solidariamente con una provincia en el marco de un sistema federal de gobierno”, dijo en diálogo con la radio AM750.

Fernández posteó en sus redes sociales una seguidilla de videos en los que muestra a los efectivos de la Gendarmería patrullando la zona. “Río Negro. Nos importa y mucho”, describió, con el objetivo de evitar que desde la provincia se acuse al gobierno nacional de no enviar ayuda tras el incendio de la sede de un club local, que fue acompañado por unos volantes que atribuían la acción a la comunidad mapuche tehuelche. Por otra parte, desde la Casa Rosada informaron en la tarde del sábado que el presidente había hablado telefónicamente con la gobernadora rionegrina. «