El Tribunal Oral Federal 1 de La Plata condenó este viernes por la tarde a Miguel Osvaldo Etchecolatz y Julio Garachico a prisión perpetua por crímenes de lesa humanidad cometidos contra 7 personas en el centro clandestino de detención conocido como “Pozo de Arana”, que funcionó en las afueras de La Plata.

Se trató de la novena condena para Etchecolatz, ex director de Investigaciones de la Policía bonaerense durante la dictadura, quien con esta suma 6 perpetuas, y la segunda condena para Garachico, jefe de calle de la Unidad Regional La Plata de la Policía Bonaerense.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Esta fue la primera audiencia con público presente desde que comenzó el juicio. La primera fila de asientos estuvo ocupada por las fotos de las víctimas y el resto de la sala de la Cámara de Apelaciones de La Plata estuvo colmada por familiares, sobrevivientes y organismos de derechos humanos, que se retiraron antes de que finalizara la lectura entre gritos de repudio a la decisión del Tribunal de ratificar la prisión domiciliaria de Garachico, quien siguió todo el debate desde Mar del Plata.

Desde la subsecretaría de Derechos Humanos bonaerense, querellante junto a la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación en el juicio, ya anunciaron que apelarán esa decisión. “Es bastante contradictorio condenar a perpetua y mantenerlo en prisión domiciliaria. Desde la subsecretaría vamos a plantear las instancias recursivas necesarias para que se le revoque la prisión domiciliaria”, sostuvo Verónica Bogliano, directora de Querellas de la Subsecretaría.

Foto: Presna Subsecretaria de DDHH Prov. Bs As

La causa se inició con la declaración testimonial en 2006 de Jorge Julio López en la que mencionó a Garachico como uno de sus torturadores y reconstruyó el paso de algunos de sus compañeros y compañeras por el centro clandestino. Tras esa declaración, López fue nuevamente desaparecido y aún se desconoce su paradero.

El juicio investigó los secuestros y tormentos sufridos por Patricia Dell’Orto, Ambrosio de Marco, Norberto Rodas, Alejandro Sánchez, Francisco López Muntaner, Guillermo Cano y del propio López, y la desaparición forzada de tres de ellos, Dell’Orto, De Marco y Rodas.

Garachico fue encontrado culpable como coautor de todos los hechos mientras que Etchecolatz, quien ya había sido juzgado por los casos de López, Dell’Orto y De Marco, fue considerado coautor de los secuestros, tormentos y homicidio de Rodas y Sánchez.

Foto: Presna Subsecretaria de DDHH Prov. Bs As

Además de las penas, el Tribunal incluyó en la sentencia algunas medidas reparatorias que habían sido reclamadas por las querellas durante los alegatos, como el pedido al gobierno provincial para que se desafecte el Destacamento de Arana, donde funcionó el centro clandestino de detención y que aún depende de la Policía Bonaerense, y el impulso para que se investiguen posibles lugares de enterramientos en la Estancia La Armonía, donde funciona el Regimiento 7 de La Plata a partir de testimonios durante el juicio.