Aunque todavía no lleva un año al frente de la cartera laboral de la provincia más grande del país –y la de mayor desempleo– ya son moneda corriente los papelones que protagonizaron los funcionarios nombrados por Villegas. En septiembre, Agustín Saucedo, delegado del Ministerio de Trabajo en Lanús nombrado bajo su gestión, fue denunciado por acoso sexual y malos tratos por una empleada. La denuncia recayó en la Fiscalía Nº 9 del Departamento Judicial de Lomas de Zamora, a cargo de María Delia Recalde.

Saucedo cumple la función de representante, con firma autorizada de la delegación del Ministerio de Trabajo de la provincia de Buenos Aires en Lanús, y la denunciante es empleada en dicha repartición. Como agravante, Saucedo asiste regularmente a la representación oficial con un arma 9 milímetros que muchas veces pone arriba del escritorio, con el pretexto de “defenderse”.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Saucedo no es el único funcionario designado por Villegas en protagonizar un escándalo. A fines de octubre, el delegado del Ministerio en Avellaneda, Daniel Lewicki, fue detenido por conducir en estado de ebriedad, en contramano y sin los papeles del auto. Lewicki es, además, concejal del distrito. Asumió la banca representando al Frente Renovador y tras el triunfo de Mauricio Macri, él también buscó el cambio y decidió formar parte del bloque de Cambiemos. Tras el escándalo por manejar borracho –el video de la detención con insultos a los efectivos policiales se hizo viral– Villegas no tuvo más remedio que prescindir de sus servicios, suspenderlo e iniciarle un sumario administrativo.
¿Cuál será la próxima joyita nombrada por Villegas en protagonizar un escándalo?