Recién llegado del exterior, el expresidente Mauricio Macri se reunió con sus abogados y decidió no presentarse a la declaración indagatoria por la que estaba citado este miércoles por la mañana en Dolores, en la causa que lo tiene imputado por espionaje ilegal contra los familiares de las víctimas del ARA San Juan.

A través de las redes sociales, Macri explicó sus motivos: “Siempre estuve y estaré a disposición de la Justicia, pero no permitiré que se violen derechos y se abuse del poder con intenciones políticas que tiñen la verdad. El juez Bava vulneró mis garantías desde el primer minuto y me involucró en una causa que no corresponde investigar en Dolores y en la que no tengo nada que ver. Se trata, según me explicó mi abogado, de una imputación arbitraria donde se busca perseguirme”.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Dejando claro que sus abogados defensores van a recusar al juez de la causa, Macri siguió dando explicaciones:  “Para perseguirme, usan el dolor de los familiares de una tragedia como la que vivimos con el ARA San Juan. Esto tristemente se vio en las fotos tomadas por la AFI (ex SIDE) de su actual titular, la ex presidenta de la organización Justicia Legítima. Quiero ser claro: no tengo nada que ver con esta causa. Jamás espié ni pedí que se espiara a las familias vinculadas con la tragedia del ARA San Juan. Seguiré presentándome en la Justicia como siempre lo hice, todas las veces que haga falta, pero no por ello dejaré de plantear y cuestionar todas las decisiones arbitrarias que violen los derechos que nos amparan a todos los ciudadanos. Por eso no me presentaré hasta que los planteos que hará mi abogado sean resueltos para garantizarme el debido proceso y la defensa en juicio”.

Por último, el expresidente criticó a la Justicia: “La Justicia argentina debe honrar a sus ciudadanos y no permitir decisiones como éstas que atentan contra la independencia de los jueces y aumentan la desconfianza en su funcionamiento”, concluyó.