El jefe de Gabinete, Juan Manzur, y el ministro de Desarrollo Social, Juan Zabaleta, ratificaron este martes que a partir de la segunda quincena de agosto comenzará la auditoría al programa «Potenciar Trabajo», la iniciativa del Estado Nacional que promueve la inclusión socio-productiva y el desarrollo local, que contribuye a la generación de empleo genuino y a la finalización del ciclo educativo de los beneficiarios.

El objetivo del relevamiento es continuar con «el cuidado a los grupos sociales más vulnerables porque, justamente, el Estado está para proteger e incluir», sostuvo Manzur, y dijo que «ese es el trabajo que viene haciendo el ministro Zabaleta junto a las universidades, las iglesias y los distintos movimientos sociales para hacer más eficiente la acción estatal».

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

En ese sentido, evaluó luego de una reunión con Zabaleta en la Casa Rosada que la auditoría fomentará la capacitación y la inserción laboral de los beneficiarios del programa, ya que se «busca generar trabajo genuino y para eso debemos estimular la inclusión y el desarrollo social», según se informó en un comunicado de la Jefatura de Gabinete.

La auditoría comenzará en la provincia de Tucumán con la colaboración de representantes de la Universidad de Buenos Aires (UBA) y la Universidad Tecnológica Nacional (UTN).

Zabaleta, a su vez, explicó que «el objetivo de la medida es consultar a cada beneficiario en qué unidad de gestión trabaja y de qué modo el Estado sostiene la actividad socio comunitaria de la que toma parte».

«Vamos a auditar con dos ejes: cuidar al beneficiario y, como gobierno y como Estado, seguir generando y ampliando derechos», destacó el ministro.

El Potenciar Trabajo es un programa nacional de inclusión socio-productiva y desarrollo que se generó tras la unificación de los programas «Hacemos Futuro» y «Salario Social Complementario».

Su fin es contribuir a mejorar el empleo y generar nuevos proyectos por medio del desarrollo de propuestas sociales y productivas, comunitarias y laborales, así como también garantizar la finalización educativa para promover la inclusión plena de los argentinos que se encuentren en situación de vulnerabilidad social y económica.

A cambio, los titulares del programa pueden optar por cumplir una contraprestación participando en proyectos socio productivos, laborales y/o comunitarios, o concluir sus estudios.