El ministro de Justicia de la Nación, Germán Garavano, calificó este jueves como “un cúmulo de insinuaciones” las denuncias sobre la transferencia de casi 600.000 dólares en cinco operaciones a una cuenta del titular de la AFI, Gustavo Arribas, provenientes de un operador que pagaba coimas en nombre de la constructora brasileña Odebrecht.

En diálogo con Télam, Garavano señaló: “Por ahora, estamos simplemente frente a un cúmulo de insinuaciones y a un hecho en el que se ha brindado un explicación”.

El ministro valoró que Arribas se haya expresado sobre la acusación, ya que el titular de la AFI reconoció haber recibido un pago de Leonardo Meirelles por más de 70.000 dólares por la venta de un inmueble en San Pablo, pero negó las otras cuatro operaciones que se le atribuyen.

“Él ya brindó rápidamente una explicación, seguramente aporte los elementos para dar esa explicación”, opinó Garavano, quien no consideró que el jefe de los espías merezca ser separado de su cargo.

“Entiendo que no (debe ser apartado). Después, según cómo evolucione la cuestión, se verá, es una decisión del presidente”, planteó el ministro.

En un artículo publicado por La Nación, se denunció que Meirelles, un cambista condenado en Brasil por el Lava Jato, hizo en septiembre de 2013 cinco transferencias por 594.518 dólares a una cuenta en suiza de Arribas.

La nota puntualiza que esos giros se produjeron un día después de que se revitalizara el contrato de la obra para el soterramiento del tren Sarmiento para Odebrecht.