Un muro antibalas será construido alrededor de una escuela ubicada en un barrio de la periferia de Rosario con el fin de protegerla de balaceras que habitualmente se registran en esa zona, informaron este viernes fuentes del Ministerio de Educación de Santa Fe.

El muro será construido en la Escuela Primaria Número 1027 Luisa Mora de Olguín, fundada por la comunidad salesiana y ubicada sobre la calle Humberto Primo 5316, en el barrio Ludueña, de la zona noroeste de Rosario.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

«La escuela se encuentra atravesada por la violencia como nunca», aseguró el delegado regional del Ministerio de Educación de Santa Fe, Osvaldo Biagiotti, al confirmar que el Estado santafesino invertirá 2,5 millones de pesos.

«Hay un sector del edificio originario que da justo a un pasaje que tiene episodios de violencia con balaceras y asesinatos. Puntualmente las balas terminan incrustadas en las paredes de la escuela», detalló el funcionario.

Al respecto explicó que esta es una «solución» que fue pedida y gestionada por la comunidad educativa de esa escuela para «construir una pared que la rodee para protección de los chicos», explicó y luego agregó: «Es lamentable que esto pase porque está lejos del concepto de infraestructura edilicia educativa, pero es para dar mayor seguridad para quienes están adentro».

Sobre la situación de violencia por la que atraviesa ese barrio, Biagiotti dijo que «los niños, niñas y adolescentes lo hablan, porque en algunos casos familiares, amigos o ellos mismos, forman parte de esa violencia como soldaditos del narcotráfico». «Los propios chicos que habían sido abrigados por esta escuela, más adelante son los que atacan este lugar. Es la ruptura de lo más básico», enfatizó el delegado regional en declaraciones a Cadena3-Rosario.

Además, evaluó que la situación en esa comunidad educativa es «muy dura». «Lo tenemos que afrontar porque sucede y no lo podemos negar», dijo. «