En una recorrida por la Provincia, el proyecto que implica una disminución del 30% y el 50% sobre las facturas de gas cosechó más apoyos de parte de los intendentes bonaerenses, así como de Mendoza, San Juan, San Luis y Salta. “Se trata de un cambio de paradigma en relación a lo que hizo Juntos por el Cambio”, dijo Máximo Kirchner, autor de la iniciativa que beneficia a más de 3 millones de personas y a los titulares de la AUH, monotributo social y empleados de casas particulares, entro otros.

“Quienes desconocen la realidad de la Argentina y hablaban de veredas calefaccionadas o de que los argentinos y argentinas malgastaban el gas, le hicieron un gran daño al poder adquisitivo de nuestro pueblo. Este proyecto sirve para mejorar la calidad de vida a los argentinos y argentinas. Está en línea con el compromiso que asumimos en 2019 junto con el presidente Alberto Fernández de buscar alternativas para de a poco”, dijo el presidente del bloque de diputados nacionales del Frente de Todos.

De ser aprobado en el Congreso, el proyecto implica una disminución del 30% y 50% sobre las facturas de gas de usuarias y usuarios residenciales, dependiendo su situación de mayor o menor vulnerabilidad, lo que implica un alivio para un gran sector de la población en varias provincias argentinas.

El proyecto beneficiará a los titulares de la Asignación Universal por Hijo (AUH) y la Asignación por Embarazo, de pensiones no contributivas y jubilados -hasta 4 salarios mínimos-, del monotributo social, usuarios que perciben seguro de desempleo y empleados de casas particulares.

En la presentación del proyecto estuvieron presentes además la vicegobernadora bonaerense Verónica Magario; la titular de Anses, Fernanda Raverta, y las legisladoras Cristina Álvarez Rodríguez, Cecilia Moreau y Liliana Schwindt.