El ministro de Educación, Nicolás Trotta, confirmó esta tarde que la Ciudad de Buenos Aires está en condiciones tanto “en términos sanitarios como epidemiológicos” de volver a la presencialidad en las escuelas, pero advirtió que se deben “garantizar las condiciones mínimas” para el momento de “excepcionalidad” que implica la pandemia. En declaraciones a Radio 10, el funcionario reafirmó la importancia de la ventilación cruzada en las aulas, que requiere “una apertura de 5 o 7 centímetros”, y también de la presencialidad, ya que, dijo, “los aprendidos no se mantienen de la misma manera con una alternancia de presencialidad y de educación online”.

El ministro adelantó que se están desarrollando “instancias de fortalecimiento a las trayectorias educativas” y que el Concejo Federal de Educación está “debatiendo para generar una respuesta específica a los aprendizajes heterogéneos” durante la pandemia. También señaló que en el marco del Concejo Federal, que se reunirá en dos semanas, se abrirá “un diálogo con los especialistas” para determinar “cómo debe ser la instancia de acreditación de este ciclo lectivo”. El funcionario sostuvo que cualquier decisión en relación a las clases presenciales será “en el marco del Concejo Federal” y remarcó la importancia de que “se escuchan todas las posiciones y se llegue a un consenso”.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE