El embajador argentino en Cuba, Luis Ilarregui, estimó hoy que “durante este año podremos tener vacunas cubanas en la Argentina” para continuar con la campaña de vacunación contra el coronavirus. Además confirmó que “ya hay negociaciones entre funcionarios cubanos y argentinos para avanzar en la firma de un acuerdo”. En un contexto complejo a nivel mundial debido a la escasez de vacunas y la disputa geopolítica por la liberación de patentes, que ahora cuenta con el aval de los Estados Unidos, Cuba se suma como otro posible productor de vacunas contra el coronavirus porque “ha desarrollado dos vacunas y tienen otra en desarrollo”, aseguró el embajador.

“La vacuna cubana más avanzada es la Soberana II y la Abdala. Las dos están en la fase 3 y cumplen absolutamente con todos los requisitos internacionales de vacunas”, señaló Ilarregui en declaraciones formuladas esta mañana a El Destape Radio. En ese sentido, consideró que “Cuba es un ejemplo para toda Latinoamérica, ya que puede desarrollar una vacuna pese al bloqueo y la situación económica compleja que tiene”.

Con respecto a los tiempos, el embajador argentino no dio una fecha precisa, sino que estimó que “durante este año la Argentina podría tener vacunas cubanas”. “Me da la impresión que Cuba vacunaría primero a parte de su población y luego liberaría vacunas para exportar”, por lo que recién allí “la Argentina estaría en condiciones de adquirir las vacunas tan necesarias para nuestro país”. Con respecto a las negociaciones entre ambos gobiernos, sostuvo que “así como se negociaron vacunas con Rusia y con China se va a negociar con Cuba”, aunque “es posible que Cuba necesite financiamiento previo para producir la vacuna en escala”.

Ayer, la ministra de Salud, Carla Vizzotti, y su par cubano, José Angel Portal Miranda, intercambiaron información sobre el desarrollo de vacunas contra el coronavirus en ese país caribeño. Vizzotti y Portal Miranda mantuvieron un encuentro virtual, de la que participó también la asesora presidencial Cecilia Nicolini y otros representantes del Gobierno cubano y del sector científico de ese país.

“Hubo un zoom con reuniones con distintas autoridades. Hay un embajador (cubano) en Buenos Aires, Pedro Pablo Prada, que es muy activo y está en contacto permanente, tuvo reuniones con el canciller (Felipe Solá), la ministra (de Salud) Carla Vizzotti y (la asesora presidencial) Cecilia Nicolini”, informó Ilarregui. Al respecto, agregó: “Se cree que para junio ya comenzarían a vacunar a cierta población de cubanos en un marco de emergencia y, luego, la Argentina podría avanzar con las negociaciones. Hay mucha expectativa”.

El embajador argentino graficó cómo vive la pandemia la isla caribeña: “En Cuba hay restricciones y no es que vas a tomar un mojito o ir a la playa. La Habana está vacía, sin turistas, y parece una de esas series apocalípticas, pero lo tienen controlada a la situación y no hay muchos casos ni muertes. Aun así, las clases presenciales son solamente para el nivel de jardín de infantes”, destacó.