La creación de una comisión para investigar violaciones a los derechos humanos en el reciente conflicto entre Gaza e Israel generó el rechazo a cualquier tipo de intervención del Consejo de Derechos Humanos de la ONU en ese país, según declaro la cancillería israelí en un comunicado emitido a pocas horas del anuncio.

El organismo, a instancia de la Alta Comisionada para los DD HH de Naciones Unidas -la expresidenta chilena Michelle Bachelet- aprobó con el voto favorable de 24 países de los 47 miembros de ese Consejo–entre ellos el de Argentina- una resolución que solicita “la creación urgente de una comisión internacional independiente y permanente (…) para investigar en el territorio palestino ocupado, en particular en Jerusalén Oriental y en Israel, todas las presuntas infracciones del derecho internacional humanitario y todas las presuntas violaciones y abusos de la legislación internacional de derechos humanos ocurridos antes y después del 13 de abril de 2021”.

Bachelet había advertido que “si resulta que el impacto sufrido por civiles y bienes materiales civiles ha sido indiscriminado y desproporcionado, este ataque podría constituir un crimen de guerra”. La comisión deberá esclarecer “todas las causas fundamentales de las reiteradas tensiones, la inestabilidad y el carácter duradero del conflicto, incluida la discriminación y la represión sistemáticas por motivos de origen nacional, étnico, racial o religioso”. En los ataques en Gaza perdieron la vida 243 palestinos y hubo 1900 heridos, mientras que la ofensiva de Hamas dejó 12 israelíes muertos y 50 heridos.