La pandemia impactó crudamente en las niñas y adolescentes de la Argentina y la región. Se trata de una problemática que requiere ser discutida y tratada en la agenda política de los Estados con urgencia.

A partir de esta preocupación, la  organización Tejiendo Redes Infancia en América Latina y el Caribe organizó el seminario Niñas Poderosas que se realizará el 26, 27 y 28 de mayo con modalidad virtual para debatir, entre otras cuestiones, el incremento de los embarazos en adolescentes en la región en el contexto de pandemia, las políticas de género en organizaciones del sector, y elaborar una serie de recomendaciones para avanzar en esta agenda.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

“El año pasado, aumentaron considerablemente los llamados a la línea de atención por situaciones de violencia. Tiene que ver con que las nenas principalmente han estado encerradas con sus propios abusadores sin poder salir de la casa, sin poder comunicarse con nadie, sin poder encontrarse con una persona de confianza. Entonces, terminan en un círculo vicioso en el que conviven con el abusador, viven situaciones de violencia sexual y no tienen a quién contarle. El encierro trae una enorme violencia”, expresa Nora Schulman, directora ejecutiva de Casacidn.

“También aumentó el embarazo en niñas y adolescentes. En muchos casos, son nenas chiquitas que no se hacen ni los controles médicos; hemos tenido embarazos de niñas de 9, 10, 11 años, con el agravante, y es algo que pasó hace unos años, de que ni siquiera les permiten el acceso a la Interrupción Legal del Embarazo. Sumado a que se arma un circo en esas situaciones, muchas veces manejado por la Iglesia”, expresa Schulman. “Las chicas, al no tener acceso a la educación sexual integral, no saben lo que les pasa en el cuerpo y no saben qué les puede pasar”.

América Latina y el Caribe tienen la segunda tasa más alta de embarazo adolescente en el mundo, en la población de 15 a 19 años. Casi el 18% de los nacimientos en la región corresponden a madres menores de 20 y, cada año, un millón y medio de adolescentes de entre 15 y 19 años da a luz.

Desde Tejiendo Redes recordaron que al año pasado, el Fondo de Población de Naciones Unidas reveló que la pandemia implica un retroceso de cinco años en términos de los logros sobre la Tasa Específica de Fecundidad Adolescente de América Latina y el Caribe, pasando de 61 a 65 nacidos vivos por cada mil adolescentes de 15 a 19 años.

Como consecuencia, se incrementará en alrededor de medio millón el número de embarazos adicionales, por restricciones de acceso a anticonceptivos, factores económicos o abusos sexuales, especialmente en niñas menores de 15 años.

«El seminario lo pensamos con la idea de empoderar a las niñas y a las jovencitas para que conozcan y puedan defenderse del machismo, del patriarcardo, de tener que cuidarse de cómo salen vestidas a la calle, de parejas agresivas. Estamos viendo el aumento de  noviazgos violentos, en los que el machismo es ejercido por chicos más jóvenes. Aumentaron casi a un 40% los femicidios en chicas menores de 18 años y son muertes producidas por sus parejas».

Entre los disertantes estarán la diputada porteña Ofelia Fernández, la defensora de la niñez Marisa Graham y activistas latinoamericanas.

Toda la información está en https://tejiendoredesinfancia.org/ninaspoderosas/