“Esta es la quinta edición de la Feria de Editoriales de la Biblioteca Nacional (BN)”, dice Jorgelina Núñez, responsable de su organización y editora en el área de publicaciones de la institución. En esta ocasión, la fecha se fue trasladando a la espera del levantamiento de las restricciones por la pandemia y eso nos obligó a que, de la Plaza del Lector, donde la hacíamos tradicionalmente,  nos pasemos a la Explanada Juan José Saer, donde en este momento del año tenemos sombra. Este es un cambio importante porque la Plaza tiene más visibilidad. Pero que este domingo 7 de noviembre nos busquen en la Explanada, porque vamos a estar allí.”

La convocatoria a las editoriales, como siempre, es muy amplia. “Nuestro mailing –dice Núñez- incluye más de 200 editoriales y mandamos la convocatoria a todas, grandes, medianas y pequeñas y, como siempre,  les fuimos otorgando los puestos por orden de respuesta es decir que no hay ningún tipo de jerarquía en la ubicación en lo que hace  al tamaño. No nos importa si son grandes, medianas, pequeñas o artesanales. A la Biblioteca le gusta ser anfitriona de toda la producción editorial, por lo menos de la que se hace en esta parte del país. El objetivo es tener contacto con la oferta editorial actual de todas las ramas, todas las especialidades y todos los géneros. Sí dedicamos una parte especial a la historieta y el humor gráfico porque la Biblioteca tiene el  Centro de Historieta y el Humor Gráfico Argentinos.”

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Tanto en este centro como en la Explanada, de manera paralela a la exposición y venta de libros tendrán lugar diferentes actividades a lo largo de la jornada del domingo 7 que comienzan a las 14 y termina a las 19.

“Tenemos la idea de que los editores son quienes mejor pueden vender sus libros, afirma Núñez. Ellos son los que tienen la capacidad de argumentar cómo arman su catálogo, cuáles son sus autores, en fin, por qué publican lo que publican. Nos parece que el  intercambio entre lectores y editores es sustancial. Además, la Biblioteca tiene un fondo editorial muy importante, de modo que esta es una buena oportunidad para mostrarlo para que se conozcan los libros que publica. En este momento, estas ediciones están tomando un nuevo impulso. Además de ser muy buenas, tienen precios muy accesibles. Es un material del que estamos orgullosos.”

Como siempre, también este año habrá descuentos “siempre dentro de lo que permite la Ley del Libro para este tipo de evento que es de hasta un 10 por ciento.” Muchas de las editoriales, además, tendrán sus propias promociones.

Pero la Feria de Editoriales organizada por la BN cuenta con una ventaja más: la posibilidad de encontrar libros que no están en las librerías porque tienen poca distribución. “Esto implica poder conocer lo que se está haciendo fuera del circuito comercial más importante. La producción editorial independiente tiene un gran empuje. Es para sacarse el sombrero. Nada amedrenta a esas editoriales y cada año nos encontramos con nuevos sellos en los que todo se hace a pulmón. Creemos que el hecho de que la Biblioteca sea anfitriona de esos emprendimientos es una forma de colaborar con ellos. Para las editoriales participar de la Feria no tiene ningún costo porque toda la infraestructura y la  instalación corre por cuenta de la Biblioteca.”

Este año los stands serán 90, algunos de ellos compartidos cuando se trata de editoriales chicas, por lo que los sellos sumarán más de un centenar. “Después de la pandemia, señala Núñez, hay una enorme avidez de participación. Recibimos el llamado de muchas editoriales preguntándonos si la Feria se hacía este año. De hecho, este fin de semana se realizan varias en distintos lugares.”  

En cuanto a las actividades paralelas, habrá dos presentaciones de libros que se van a hacer en el Centro de Historieta y Humor Gráfico Argentinos aledaño a la Explanada. “Este centro –informa Núñez- ya tiene una larga tradición, un archivo importantísimo porque el humor gráfico y la historieta en nuestro país son muy importantes.”

Por su parte, en la Explanada, habrá actividades para chicos, la presentación de un libro en coedición con la Biblioteca y un cierre con música.

Actividades

De 14 a 18 | Explanada Juan José Saer

Actividades para chicos y jóvenes. Pueden aprender y practicar ajedrez, armar su propio libro y saber más acerca de cómo se constituye una obra escrita, además de leer y pintar.

A las 15 | Centro de Historieta y Humor Gráfico Argentinos

Se presenta Hugo Pratt, el tano de Aldo Pavia. Un libro que recorre la vida del dibujante italiano, que vivió en la Argentina durante algo más de una década y fue uno de los protagonistas de la época de oro de la historieta argentina. El autor dialoga con Meiji.

A las 16. |  Explanada Juan José Saer

Se presenta Mundo Atómico: una revista argentina de divulgación científica (1950-1955) de Clara Ruocco. El libro ganó el Concurso de becas de investigación Josefa Emilia Sabor organizado por la Biblioteca Nacional.

A las 17 | Centro de Historieta y Humor Gráfico Argentinos

Se presenta La niña comunista y el niño guerrillero de María Giuffra. El libro cuenta, en formato de historieta, la historia de diez niñas y niños hijos de militantes populares que fueron estigmatizados, discriminados, perseguidos, exiliados y en muchos casos torturados y asesinados. La autora dialoga con los testimoniantes.

A las 18 | Explanada Juan José Saer

Se presenta el payador Emanuel Gabotto. Gabotto nació en Dolores. Su abuelo fue payador y su madre es la payadora Susana Repetto. Es uno de los actuales referentes de la improvisación en Latinoamérica.

Entrada libre y gratuita. Se suspende por lluvia y, en ese caso, se reprograma. Agüero 2502, CABA.