-¿Qué es exactamente Verso a verso?

-Es un ciclo en el que, a través de conversaciones con destacados autores de la música popular, se indaga en el misterioso mundo de los letristas. En cada una de las entrevistas se pone el foco en el proceso de creación, en las diferentes metodologías compositivas y se habla de cuestiones propias del oficio: desde la rima y el estribillo hasta cómo nace y de qué manera se escribe una canción. Cada capítulo tiene a un autor como protagonista, quien además de dialogar sobre los aspectos más relevantes de su obra, lee una de sus letras y al final del episodio participa de una sección llamada “Verso a verso”. Esta sección no es otra cosa que una especie de cadáver exquisito que se va componiendo con los versos de cada artista invitado. De modo tal que, al finalizar el ciclo de diez entregas, va a quedar una letra escrita por todos los autores que participaron de la propuesta.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

-¿Cuándo comenzó?

-El ciclo comenzó hace muy poco, el primer episodio, que tiene como protagonista a Litto Nebbia, lo subimos a YouTube el 2 de noviembre.

-¿Quiénes llevan adelante esta idea y cómo surgió?

-La idea nace como un proyecto de Hijos de Babel, porque nos encanta fusionar la música con otras disciplinas. Así como hace algunos años hicimos un disco con canciones inspiradas en textos de escritores argentinos, ahora nos pareció que sería interesante poder ver de qué manera escriben muchos de los autores más reconocidos de este país y que, además, entre todos puedan escribir la letra de una nueva canción. Si bien el proyecto surge desde Hijos de Babel, por supuesto no es algo que hacemos solos, sino que contamos con el apoyo de otros amigos de la música y de la vida, que se encargan de la edición y la filmación de cada episodio.

¿Quienes están al frente de la propuesta son letristas, escritores, periodistas? ¿Qué tipo de relación tienen con el lenguaje?

-Yo soy el encargado de realizar las entrevistas. A decir verdad, me siento mucho más músico y letrista que periodista, pero la realidad es que soy Licenciado en Ciencias de la Comunicación y estos últimos años, si bien en lo laboral me dediqué más al marketing, también he colaborado en muchos medios gráficos e incluso publiqué Solo se trata de escribir, un libro de conversaciones con reconocidos escritores contemporáneos.

-El grupo se llama hijos de Babel. Entiendo que tiene que ver con un deseado desorden del lenguaje y también con una deseada falta de uniformidad en él. ¿Es así?

El grupo nace a partir de un viaje que hicimos con mi hermano Mauro a Barcelona. Ahí estuvimos cerca de dos años tocando en muchísimos lugares, pero sobre todo en la calle. Si bien en ese entonces todavía no nos llamábamos Hijos de Babel, las primeras canciones que hicimos juntos sí se gestaron luego de ese viaje. Vivir en esa ciudad rodeado de millones de turistas hablando en distintas lenguas nos hizo pensar que estábamos en medio de una Babel moderna, donde nadie se entendía con nadie. Por eso a la hora de ponerle un nombre al grupo nos pareció que el tema de la confusión y la mezcla de culturas tenían mucho que ver con el germen a partir del cual nacimos. Hijos de Babel de alguna forma también es hijo de la duda o la confusión. La duda, muchas veces, funciona como motor. En “Somos”, una canción de nuestro disco Inalterable decimos “somos el grito confuso de ayer, somos Hijos de Babel”.

-¿Dado que ustedes son un grupo de rock, solo entrevistarán a letristas de rock?

-No pensamos el ciclo en términos de género musical. Por una cuestión de afinidad es probable que haya mayoría de letristas de rock, pero también va a haber algunos letristas más relacionados con el folclore y la música melódica.

-¿Ustedes son los propios letristas de sus canciones? ¿Cómo es el proceso de hacer una letra en el caso de que la respuesta a la pregunta anterior sea afirmativa?

En Hijos de Babel mi hermano se encarga de la música y yo, de las letras. En cuanto al proceso de composición, solemos empezar por la melodía y luego a esa melodía le ponemos una letra. Generalmente, siento que esa melodía ya trae algunas palabras consigo, solo que hay que saber encontrarlas. En mi caso, esas primeras palabras suelen llevarme a alguna idea sobre la que quiero escribir. Una vez que sé qué quiero decir, se trata de tirar del ovillo y hacer que las palabras encajen dentro de la “cárcel de la melodía”, como dice Fito Páez.

-¿Qué particularidades tiene una letra de rock, si es que la tiene, qué la hace diferentes del resto?

-No sé si haría una distinción entre géneros en cuanto a las letras. Uno tiende a pensar que en el rock hay una mirada más contracultural, pero me parece que ese es un pensamiento que tiene más que ver con los orígenes del rock. Creo que solo hay dos tipos de letras: buenas y malas. Después, las temáticas pueden variar, pero tampoco creo que mucho. No son tantos los temas importantes sobre los que uno puede escribir: el amor y todas sus variantes, el paso del tiempo, la muerte y por supuesto algunos cuantos más, pero creo que lo que hace que el mundo de las canciones sea inagotable y hermoso es la diferencia en las miradas, el combustible que tomó cada uno para poder escribir, la forma de desnudarse, de poder sacar lo que tenemos adentro.  

-¿A qué tipo de público está dirigido Verso a verso y con qué objetivo?

– Diría que está dirigido a los que consideran que las canciones son un ingrediente indispensable para vivir mejor, pero imagino que la propuesta le llegará mucho más a todos los que ya escriben o quieren escribir canciones. Nuestro objetivo es que en cada episodio se pueda ver cómo trabajan y cómo piensan los autores invitados. Además de lo original de escribir la letra entre todos, creo que es una buena oportunidad para saber cómo se escribieron algunas de las canciones que ya son parte del inconsciente colectivo.

-¿Por dónde se emiten las entrevistas con las figuras notables de la canción?

Los que quieran ver cada una de las entrevistas pueden hacerlo desde nuestro canal de Youtube. Este proyecto, en primera instancia, lo habíamos pensado para hacerlo dentro de un medio tradicional, de hecho, tuvimos algunas reuniones al respecto, pero eran tantas las complicaciones que finalmente decidimos avanzar solos. Por suerte, las redes sociales, entre otras cosas, sirven para que muchas propuestas sean viables de manera independiente. La pandemia, en nuestro caso, nos enseñó que no hay que quedarse a esperar nada, hay que hacer lo que se puede en el momento en que se puede. Mañana puede ser tarde.

-¿Qué otros músicos tienen previsto entrevistar, además de Litto Nebbia?

-La idea es que sean autores populares. Arrancamos con Litto, porque de alguna forma él fue quien empezó a escribir canciones de rock en nuestro idioma. Un poco en broma, al comienzo de la charla con él digo que teníamos que empezar con “el inventor del invento”, pero luego vamos a ir alternando autores de distintos géneros y edades.

-¿Cuánto durará la propuesta y cómo evalúan los resultados obtenidos hasta ahora?

-El ciclo va a tener diez episodios y nuestra intención es subir uno nuevo cada mes. La verdad es que hasta ahora solo recibimos buenos comentarios de parte de la gente que lo vio y también de muchos músicos que nos felicitaron por la idea. Creemos que es una propuesta original, algo que no se había hecho hasta ahora. Además, después de quince años de grupo, nos pone muy contentos seguir llevando proyectos adelante con las mismas ganas y el mismo entusiasmo que teníamos cuando grabamos nuestro primer disco.