El domingo 18 de junio de 1922 no fue un día más en la historia de Villa del Parque. Un grupo de vecinos reunidos en la sala de espera de la Estación Villa del Parque, del Ferrocarril Buenos Aires al Pacífico, tomaron la decisión de fundar una nueva institución: Gimnasia y Esgrima de Villa del Parque (GEVP). En ese momento fue imposible que pensaran que, el mismo de día de 2022, los socios festejarían los 100 años del club. Y eso es lo que ocurre hoy, sábado 18 de junio, aunque en realidad, los 100 años de GEVP son “todo el año”.

En aquella reunión se nombró a la Comisión Organizadora, que quedó integrada por el presidente Gustavo Laporte. Un mes después, en la primera asamblea de socios en la sede de Tinogasta y Llavallol se aprobaron los estatutos y fue elegida la Comisión Directiva. Esos fueron los comienzos de una institución que creció a pasos agigantados y que es parte de la historia del barrio. Más allá de los socios que pasaron en estos 100 años, hubo destacados deportistas y familias que se conocieron y formaron allí, con varias generaciones que mantienen la tradición de representar al club en algún deporte y de formar parte de la vida social.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Si se trata de deportistas, GEVP tiene el orgullo de decir que es “el club de los campeones del mundo”, ya que la base del seleccionado argentino de básquetbol que ganó el Mundial de 1950 en el Luna Park era de allí: Oscar Furlong, Roberto Viau, Omar Monza, Raúl Pérez Varela y Jorge Nuré, además del entrenador Jorge Canavesi.

También hay que destacar el Cestobol, con varias ganadoras del Olimpia de Plata (Graciela Cortazzi en 1977 y 1978, Cecilia Socías en 1996, Giselle Nisnik en 1997, Julieta Sardo en 2000, María Laura García, en 2005 y Florencia Paganelli en 2006), el gimnasta Eric Pedercini, medalla de Oro en los Panamericanos de 1999 en Winnipeg, Canadá, y la esgrimista Elsa Lidia Irigoyen, multicampeona argentina, medalla de Oro en los Panamericanos de Argentina 1951 y representante en los Juegos Olímpicos Londres 1948 y Helsinski 1952.

Hoy, chicos y chicas que concurren diariamente al club, tal vez sueñen ser como ellos: cada diciembre se entrega el premio “Ricardo Alix” al mejor deportista del año, en reconocimiento al gran basquetbolista que descolló con la camiseta de Parque.

GEVP, en la actualidad, cuenta con 1.500 socios (más una importante cantidad de vitalicios), 4 gimnasios, 5 canchas de tenis, 2 piletas y otros espacios al aire libre, y siempre con la idea de expandirse. Chicos y adultos tienen la posibilidad de jugar al Básquet, Vóley, Cestobol, Tenis, Gimnasia Rítmica, Gimnasia Artística, Fútbol Recreativo, Danza Jazz, Patín, entre otras actividades. Son los pilares del club para desarrollar valores como pasión, vida sana, sociabilización, amistad y convertirse en el tercer eje en la formación de los niños después del hogar y la escuela. Les esperan, por qué, otros 100 años más.