Algunas historias del fin de semana futbolero -o la mayoría de ellas- ocurren lejos de la televisión. De los clubes de Avellaneda, la llamada Capital Nacional del Fútbol en la que conviven Independiente, Racing, Arsenal, Dock Sud, San Telmo, El Porvenir y Victoriano Arenas, los focos del sábado y el domingo se quedaron con los triunfos de sus dos campeones de América y del mundo ante los representantivos salteños por la Copa Argentina. El equipo de Fernando Gago ratificó sus buenas sensaciones ante Gimnasia y Tiro y el de Eduardo Domínguez surfeó con muchas dudas frente a Central Norte.

Pero también este fin de semana, en Piñeyro, una de las localidades de Avellaneda, ocurrió algo que excede a los resultados. Fue en el Meandro de Brian, esa extraña península que se mantuvo tan sinuosa como en su origen, previa a la rectificación del Matanza-Riachuelo. El meandro es la casa natural del estadio de Victoriano Arenas, el Saturnino Moure, un pequeño club de la Primera C -fundado en 1928- que este domingo tuvo un gesto grande.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Carmen ‘Tota’ Guede, madre de Plaza de Mayo, fue nombrada socia honoraria de Victoriano Arenas poco antes del partido contra Midland. Histórica integrante de Madres de Plaza de Mayo, Guede sufrió el 7 de octubre de 1976 la desaparición de su compañero, Dante Guede (hincha de Racing, 45 años), y de su hijo mayor, Héctor (hincha de Independiente, 19). 

A pocos metros del Riachuelo, Tota recibió el carnet celeste y blanco de Victoriano Arenas y una plaqueta encabezada por el escudo del club y el pañuelo de las Madres. “¡Madres de la Plaza, el pueblo las abraza! El Club Atlético Victoriano Arenas reconoce a Carmen ‘Tota’ Guede por el imprescindible trabajo junto a las Madres de Plaza de Mayo para la construcción de una Argentina con Memoria, Verdad y Justicia, 24 de marzo de 2022”, dice la plaqueta, entregada -por razones de fixture- el domingo 27.

Antes del partido, los futbolistas de Victoriano Arenas y de Midland posaron con la bandera “Memoria, Verdad y Justicia”, como fin de una ceremonia en la que también participaron la comision directiva del club, encabezada por Domingo Sganga, autoridades de la Municipalidad de Avellaneda y representantes de todos los clubes que integran la Mesa de enlace de la Capital Nacional del Fútbol.

Victoriano Arenas perdería 3-2 el partido pero, a la vez, ya había ganado antes de jugar: una Madre de Plaza de Mayo será, para siempre, socia honoraria del club.