La aventura del vóley masculino en Tokio 2020 no llegará hasta la final, pero aún queda la pelea por la medalla de bronce. El seleccionado argentino cayó ante Francia por 3 a 0 y ahora le tocará jugar ante Brasil, en la madrugada del sábado, con la intención de subirse al podio tal como lo hizo esta disciplina en Seúl 88.

Argentina tuvo un buen primer set, incluso llegó a estar en ventaja 21-20 pero Francia aceleró en el final y se llevó la primera manga. Después casi no hubo paridad en el juego. Los europeos jugaron a un gran nivel e hizo sentir su calidad en la recepción en la recepción y en el bloqueo. «No pudimos jugar un buen vóley. No aprovechamos las oportunidades. Pero tenemos un premio muy grande por delante y hay revancha en 48 horas», analizó el armador Luciano De Cecco.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

La del jueves no fue una buena jornada para los deportistas argentinos en los Juegos Olímpicos. En canotaje, Rubén Rézola quedó séptimo en su semifinal y resultó eliminado de la final del kayak individual masculino (K1 200 metros) del canotaje en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. El palista santafesino, de 30 años, participó de la llamada final B (que nuclea a aquellos que pugnan por las posiciones 9 al 16) y se situó séptimo por lo que finalizó en la decimoquinta ubicación. La argentina Brenda Rojas culminó séptima en la semifinal número 4 del K1 500 metros femenino de canotaje en la capital japonesa y quedó incluso al margen de la final C de la modalidad. 

El argentino Sergio Alí Villamayor se ubicó en el inicio del puesto 33 de la clasificación general del pentatlón moderno, que comenzó con la prueba de esgrima. Ahora resta una ronda adicional de esgrima, las pruebas de natación, equitación (saltos) y, luego el laser-run (combina correr y tirar). En golf, Magdalena Simmermacher escaló puestos y, con una gran birdie en el hoyo 18, cerró el segundo recorrido con 70 golpes, uno por debajo del par. Se ubica en el puesto 49 de la clasificación.