En el Yarrow Stadium de New Plymouth, Nueva Zelanda, y en el marco de la derrota 39-22 de Los Pumas ante los locales, hinchas argentinos se preguntaron ayer en la tribuna lo que se pregunta el país: “¿Dónde está Santiago?” Eso rezaba el cartel que fue enfocado en varias oportunidades por las cámaras de la televisión durante la transmisión. En la tercera fecha del Rugby Championship, el torneo que reúne a las potencias del hemisferio sur, también apareció el reclamo por la aparición con vida de Maldonado, el joven que desapareció en el medio de la represión de Gendarmería a una comunidad mapuche en la provincia de Chubut. No es la primera manifestación del deporte en el caso Maldonado. Dos semanas atrás, durante la primera fecha de la Superliga de fútbol, hubo banderas en los estadios de Banfield, San Lorenzo y Temperley, que después se replicaron en los clubes del Ascenso, como el martes en el Monumental, en el partido de la Selección frente a Venezuela por las Eliminatorias. También apareció entre semana una fotografía de Julio Velasco, entrenador de la selección argentina de vóley, con un cartel en reclamo de la aparición de Maldonado. Porque el deporte, en este caso, no mira para otro lado.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE