Los Pumas pusieron la primera gran alegría argentina en Tokio y hay expectativa de medalla en Tokio. El seleccionado argentino de Rugby Seven se clasificó semifinalista tras vencer a Sudáfrica por 19 a 14, en un partido de cuartos de final que resultó épico: jugó con un hombre menos desde los dos minutos de partido y, encima, los minutos finales fueron con cinco hombres, ya que a la expulsión inicial de Gastón Revol se le sumó una sanción a Lautaro Bazán Vélez. 

Ahora, desde las 23:30 de este martes hora argentina, buscará dar el batacazo ante Fijo, la gran potencia del Rugby 7, algo así como los All Blacks en el rugby tradicional. Más allá del resultado ante los fijianos, Argentina se aseguró jugar por una medalla: la final será a las 6 de la mañana hora argentina y el partido por el bronce a las 5:30. La otra semifinal será Nueva Zelanda-Gran Bretaña. 

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Argentina logró un notable triunfo. Se sobrepuso a la expulsión de Revol a los dos minutos y alcanzó una gran victoria con dos tries de Marcos Moneta (2) y un try y dos conversiones de Santiago Mare, mientras que los africanos, que ganaban 7-0 , sumaron con tries de Justin Geduld y Selvyn Davis. “Este es el partido que vinimos a jugar”, decían en la previa los jugadores, recordando que los cuartos de final fueron la barrera en Río 2016, en el estreno olímpico de esta disciplina. Y con esa fuerza jugaron. Un hombre menos en el seven es una desventaja enorme por la catnidad de espacio libre que hay en el campo. Pero la tarea fue titánica, con el aprovechamiento total de cada pelota y con la mayor posesión posible.

Argentina había conseguido ser segundo en el Grupo A tras imponerse sobre Australia por 29-19, caer ante Nueva Zelanda por 35-14 y superar a Corea del Sur por un holgado 56-0, en la mañana del martes japonés. Cambiaron rápidamente el chip para afrontar las instancias decisivas en esa misma jornada. Y cumplieron.

“Este es un momento muy especial de mi carrera, es el tramo final y los Juegos son muy especiales para mi. Quería sumar para el equipo y cometo semejante ‘cagadón’, porque la tarjeta roja fue un ‘cagadón'”, admitió Revol, que fue saludado por sus compañeros apenas terminó el partido. Por su parte el entrenador Santiago Gómez Cora agregó: “El equipo tuvo mucho amor, las cosas que dejan de lado por venir a entrenar todos los días se vieron en la cancha. Siempre hablo de formar un grupo antes que un gran equipo y en estos momentos es cuando tiene que aparecer ese grupo y lo hicieron”.