La Federación Argentina de Empleados de Comercio y Servicios (Faecys) y la empresa multinacional francesa de supermercados Carrefour acordaron cerrar el conflicto abierto por la presentación patronal del procedimiento preventivo de crisis. Convinieron preservar las fuentes de trabajo y abrir «acuerdos voluntarios de retiro» con el pago del 150 por ciento de las indemnizaciones que fija la ley. En contrapartida, la empresa obtuvo una rebaja en las contribuciones patronales.

Sindicalistas y empresarios firmaron el acuerdo en la residencia presidencial de Olivos ante el ministro de Trabajo, Jorge Triaca, quien sostuvo allí una reunión técnica previa.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

En un comunicado oficial difundido esta tarde, Trabajo aseguró que el sindicato mercantil, Carrefour Argentina y los funcionarios laborales garantizaron con ese acuerdo la preservación de la totalidad de «las fuentes de empleo» y señaló que el convenio determinó el cese del procedimiento preventivo de crisis presentado el 6 de abril.

Con la firma del convenio, Carrefour Argentina se comprometió a preservar todos los puestos de trabajo y aceptó que solo se realizarán acuerdos voluntarios y no retiros voluntarios con los trabajadores que lo deseen, en tanto se convino también la realización de cursos de capacitación organizados por la cartera de Trabajo para el personal que decida irse de la compañía.

Además, la empresa otorgará beneficios adicionales a las embarazadas, a quienes tengan más antigüedad y a los matrimonios, entre otros puntos del acuerdo, que también otorgó beneficios a la compañía francesa respecto de las contribuciones patronales.

En ese aspecto, la empresa habría obtenido un 50 por ciento de rebaja en los aportes patronales sobre el 15% de incremento salarial acordado con el gremio.