Tras la polémica con el economista Matías Kulfas, del espacio del candidato Alberto Fernández, la Unión Industrial Argentina (UIA) moderó su discurso sobre la reforma laboral y se manifestó más interesado en un cambio de fondo en la legislación tributaria.

El fin de semana el presidente de la UIA, el dirigente aceitero Miguel Acevedo, aseguró que el candidato opositor contempla una posible reforma laboral. La expresión del industrial motivó la respuesta de Matías Kulfas, el principal referente económico del espacio de Fernández quién descartó la posibilidad de plano.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

“Argentina no necesita ninguna reforma laboral” rechazó de plano Kulfas. Pero los industriales salieron rápidamente a aquietar las aguas. El encargado fue José Urtubey, dirigente de la central fabril y hombre de Celulosa Argentina.

En el marco de un encuentro de la UIA con el candidato Roberto Lavagna, el empresario salteño dijo al medio C5N que Acevedo y Fernández trataron posibles adaptaciones de los convenios colectivos de trabajo en función de los cambios tecnológicos pero tomó distancia de la denominación “reforma laboral”.

En cambio, remarcó que la prioridad de los industriales es avanzar con  un proyecto tributario, otra de las grandes reformas por las que pugnan las empresas con el argumento de la competitividad.