En diciembre de 2018, el índice que mide la evolución de servicios públicos, como el gas, la luz, la recolección de residuos y el transporte (ISSP) registró una caída de 4,5% respecto al mismo mes del año anterior. La contracción sugiere que los ciudadanos utilizan en menor medida esos servicios; en buena parte, para reducir gastos.

Desde octubre de 2017, los números son negativos. El último dato (diciembre 2018) es la tercera caída más profunda, detrás del -5,1 de septiembre y del -4,6 de noviembre.

En diciembre de 2018, respecto a igual mes del año anterior, la demanda de energía eléctrica, gas y agua registró una caída de 5,4%.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Es la quinta caída consecutiva, y la más profunda, en los servicios más esenciales y más castigados por los tarifazos.

La recolección de residuos tuvo un contracción de 1,5%. Es la tercera caída en los últimos cuatro meses y la segunda consecutiva.

Por su parte, el transporte registró una baja interanual de 0,8% y de 0,1% para el transporte de pasajeros y carga, respectivamente. En el caso de transporte de pasajeros, que desde el año pasado sufrió fuertes aumentos tarifarios, es el sexto mes en caída, de los últimos siete.

Los vehículos pasantes pagos por peajes se contrajeron 9,5%. Es el séptimo mes consecutivo con una fuerte caída. Las demás, rondan entre el 5 y el 13,7% de contracción.

Asimismo, el servicio de correo postal tuvo una caída de 18,9%. La más dura de la serie. Desde enero de 2017, este ítem sólo tuvo dos meses de crecimiento en la demanda. Desde hace cinco meses, la caída es de dos dígitos.

Finalmente, el sector de telefonía registró un descenso de 4,2%. Este sector está en caída libre desde agosto de 2017.