She-Hulk: defensora de héroes, la nueva serie de Marvel que se suma este jueves a la oferta de Disney+, sigue a la prima de Bruce Banner, una abogada que repentinamente obtiene los mismos poderes que el famoso y monstruoso gigante verde y debe hace malabares con ellos y su vida cotidiana, en una propuesta en clave de comedia que gira alrededor de la pregunta: «¿Qué pasaría si de verdad obtuvieras habilidades sobrehumanas?».

«Probablemente no los querrías, porque me imagino que la mayoría de las personas no están sentadas, esperando y deseando tener todas las responsabilidades de ser una superheroína o un superhéroe. Sé que a mí no me pasa, al menos», aseguró la creadora de la tira, Jessica Gao, que antes tuvo pasos como guionista por exitosos títulos como Silicon Valley y Rick & Morty.

Como se delinea desde el estreno de WandaVision, cuando llegó a principios de 2021 a esa plataforma de streaming como la primera producción para la pantalla chica del Universo Cinematográfico de Marvel (UCM), es el formato televisivo en el que la franquicia elige desviarse del tono que caracteriza a la mayoría de sus películas y explorar otros matices para su enorme marquesina de personajes.

Así, con la versión de Moon Knight encarnada por Oscar Isaac el público visitó una trama más ligada al suspenso y al thriller psicológico, luego una clásica comedia adolescente en Ms. Marvel, y ahora será el turno de una comedia de pies a cabeza.

Con un ritmo ágil y guiños realzados por el recurso de la ruptura de la cuarta pared, She-Hulk presenta a la premiada actriz canadiense Tatiana Maslany –reconocida por su trabajo en Orphan Black– como Jennifer Walters, la treintañera protagonista de esta historia que más de una vez le habla a la cámara y al público con gran carisma para llevarlo a través de sus aventuras.

En la serie, Jennifer es una comprometida abogada que, producto de un accidente mientras viajaba en auto con su primo (cuya inevitable inclusión le agrega la carnada de contar con Mark Ruffalo en el elenco), recibe la misma sangre mutada por rayos gamma que le otorga una musculatura monumental y aumenta extraordinariamente su fuerza, velocidad y capacidad de regeneración.

Aunque Banner intenta ayudarla a domar sus nuevas habilidades en vistas de que comience a operar como una defensora del planeta al igual que los Vengadores, ella no está nada contenta con la situación, y decide retomar su vida habitual y profesional cuando descubre que puede elegir cuándo y cómo despertar a su versión Hulk sin tantas dificultades como Bruce.

Sin embargo, su condición cambiará todo el panorama, por lo que debe redireccionar su carrera para especializarse en casos legales relacionados con lo sobrehumano y transformarse en el rostro público de ese ambiente, mientras lidia con su insoportable pero querida familia, el machismo en su trabajo, la soltería, sus amistades y preocupaciones terrenales.

Tim Roth y Benedict Wong, dos ya viejos conocidos de Marvel, forman parte de la historia como Emil Blonsky/Abominación, visto por primera y única vez en «El increíble Hulk» (2008), y el simpático y poderoso hechicero Wong, fiel compañero de Doctor Strange.

Ginger Gonzaga, Josh Segarra, Jameela Jamil, Jon Bass y Renée Elise Goldsberry también integran la lista de intérpretes de la serie, que Jessica Gao desarrolló junto a las directoras Kat Coiro y Anu Valia.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

* Télam