El pastelero Damián Betular, que desde mañana se enfrentará a sus colegas Donato de Santis y Germán Martitegui en el reality Manos arriba, chef! por la plataforma Paramount+, celebró haber sido convocado para un “nuevo desafío” después de “la ́masterchefmanía ́ que se despertó en la gente”.

“No deja de sorprenderme cuando salgo a la calle el alcance que ha tenido el programa”, dijo Betular sobre el éxito de MasterChef Celebrity, el formato televisivo de éxito mundial al que le sumaron personalidades famosas argentinas de diversas procedencias, que se convirtió en lo más visto de 2020 y cuya segunda edición será, acaso junto a la nueva temporada de La Voz Argentina, uno de los grandes sucesos de la TV de 2021.

“No sé si tenga un showman oculto -se sinceró- pero creo que en esta segunda edición me olvidé de las cámaras y fui yo realmente: me sentía en mi cocina, charlando con mis amigos Germán y Donato, y eso se vio, al igual que la empatía y el sentimiento genuino, frente a lo que estaba pasando”.

Ahora, a poco más de un mes de que el actor Gastón Dalmau se alzara con el primer premio frente a Georgina Barbarossa en una segunda final del ciclo que sumó para Telefe picos de 29.1 puntos de rating, los cocineros más estelares de la pantalla argentina se enfrentarán semanalmente haciendo equipo con un principiante al que deberán ayudar a preparar una receta sin usar sus manos.


Basado en un formato de Banijay Rights, cada uno de los 10 episodios de Manos arriba, chef! contará con dos invitados a la cocina. Allí se presentará un “plato del día de altísima dificultad” que corresponderá a la especialidad del anfitrión de ese momento: si es Donato será pasta o plato italiano; si es Martitegui, una receta gourmet; y si es Betular será un postre.

Para imitar el plato lo mejor posible, los participantes podrán recibir instrucciones de los chefs, que transmitirán sus conocimientos de todas las maneras posibles: gritos, gestos y ademanes, pero sin tener contacto con la preparación.

En algún momento, una chicharra indicará a los chefs que deben abandonar las cocinas, dejar solos a los participantes y dedicarse a observar lo que hacen desde un monitor. Terminado el tiempo, degustación mediante, se anunciará el o la ganadora.

“Esta es una nueva faceta porque vamos a ir rotando de rol con Germán y Donato; y también es un desafío expresar la palabra sin poder tocar ni ayudar a los participantes con nuestras manos para que puedan lograr el plato dificilísimo que van a tener que preparar en 60 minutos”, comentó el chef de pastelería.

Betular debutó en la pantalla chica, primero como invitado en edición 2015 de MasterChef y luego como jurado del reality de pastelería Bake off (también por Telefe) en 2018.

“Me pareció un nuevo desafío y los desafíos me encantan -agregó sobre esta competencia para la plataforma de streaming de ViacomCBS- espero que a la gente le guste”.

Por último, consultado sobre sus planes y el futuro de su faceta televisiva aventuró: “Mi profesión y mi oficio es ser pastelero. Yo amo, disfruto y agradezco todos los días poder trabajar y vivir de eso. La tele me encanta, la disfruto mientras esté, si sigue genial y si no sigue fue una experiencia increíble que la volvería a hacer una y mil veces”.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE