El final de una serie como Game of Thrones dejó un tendal de fanáticos huérfanos de una historia que supo cautivar a millones alrededor del mundo. Tanto fue de esa forma que durante varios años la producción de la historia de los dragones se convirtió en una de las más populares de la señal HBO, generando altísimos niveles de rating global.

Según fuertes trascendidos que todavía no fueron confirmados pero tampoco rechazados, HBO está trabajando actualmente con varios equipos de producción con el objetivo de ampliar el universo de Game of Thrones para llevarlo al terreno de la animación.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

En ese plano, las producciones que sí fueron confirmadas y se encuentran en pleno periodo de pre producción son las precuelas conocidas como House of Dragon y Tales of Dunk and Egg (que transcurre a menos de un siglo de lo relatado en A song of ice and fire) ambas del escritor George R.R. Martin. Esta última noticia basada en las aventuras de Egg y Dunk salió a la luz de manera oficial la semana pasada, lo cual indica que la seriedad del proyecto es fuerte, más allá de que otros proyectos basados en la serie en el pasado fueron confirmados y tiempo después desechados sin muchas más explicaciones. Tal fue el caso de la secuela que iba a protagonizar Naomi Watts y que no satisfizo a los responsables de HBO después de rodar un primer episodio en calidad de piloto.

El hasta ahora proyecto de animación haría foco en la trama original de la historia que conocimos desde 2011 hasta 2019 y estaría fundamentalmente dirigido a un público adulto. Sin embargo no se conocen guionistas ni las características del guión animado.

Las intenciones de HBO al frente de la expansión de todo lo que rodea a Game of Thrones en mucho puede vincularse con lo que Disney ya hizo con la historia de Star Wars, es decir estrenar muchas tramas vinculadas a una misma historia hasta convertirla en un relato de múltiples polos de atracción para niños, jóvenes y adultos.

Como es de esperarse, la serie animada se estrenaría bajo la pantalla de streaming de HBO Max, propiedad del grupo Warner Bros Media. Más allá que los responsables de HBO todavía no dieron explicaciones oficiales, son varios los sitios especializados que dan como un hecho consumado el proyecto de animación, y que más allá del carácter de etapa iniciática de la producción, lo cierto es que no son pocos los que especulan que el éxito de la propuesta se da por descontado.