“¡Que se vayan todos!”, se gritaba por las calles de Trelew, a la una de la madrugada, mientras en Rawson se desplegaba una “cacería” contra militantes, vecinos y vecinas que salieron a la calle para repudiar la aprobación –en una sesión sorpresiva- de la Ley de Zonificación que autoriza la minería -sin el uso de cianuro- en la meseta central de la provincia, poniendo en riesgo el acceso al agua en una zona donde escasea. 

“Está todo en ebullición. Se están organizando movilizaciones pidiendo el veto de la ley. Ayer había mucha gente, hoy se suman los pescadores porque el sindicato hizo traer los barcos a tierra para que puedan manifestarse. Creo que esto va a terminar como Mendoza”, dijo a Tiempo Pablo Lada, de la Unión de Asambleas de Comunidades de Chubut (UACCh). Comparó el panorama con la pueblada mendocina que logró la defensa de la Ley 7722, que resguarda su agua.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Las asambleas ya se encontraban en estado alerta porque se esperaba el tratamiento del tema para esta semana. Pero estaba pautado que fuera ese jueves, en una sesión especial. Sin embargo, sorpresivamente, fue incluido en el orden del día de una sesión ordinaria el miércoles. 

“Sacaron de la manga una sesión ordinaria. Modificaron el orden del día y lo agregaron. Es una Legislatura que ya venía muy cuestionada, con muchos escándalos”, dijo Lada. De los 14 votos a favor (y 11 en contra) de la iniciativa pro minería, hubo uno que llamó la atención: el de Mónica Saso. “Se dio vuelta. Así llegaron a los 14 votos que necesitaban. Y como hubo dos ausencias, se garantizaron más todavía la mayoría. Se preveían maniobras de este tipo”. 

Tras la aprobación, el repudio y la represión. Los balazos de goma se extendieron durante horas. “¡Esto es una cacería, difundan!”, circulaba entre audios de WhatsApp de militantes desperdigados por Rawson y desesperados. Una de ellas tuvo que ser hospitalizada. “Mucha gente terminó con balazos de goma y aún hay ocho detenidos. A las dos de la mañana todavía seguían tirando”, describió Lada. A 20 años del estallido del 19 y 20 de diciembre de 2001, el ambientalista percibió “reminiscencias” de entones, con gritos para “¡que se vayan todos!” y “Rawson convertido en un campo de batalla. No sabemos en qué va a terminar todo esto”. Por lo pronto, asambleas y organizaciones de distintos puntos se movilizan hacia allí para una protesta esta tarde que se espera multitudinaria.

Megaminería y falta de agua

El proyecto de la polémica había sido presentado el año pasado por el gobierno provincial y rechazado por amplios sectores. Desde el ámbito académico, la Universidad Nacional de la Patagonia y el Conicet alertaron los riesgos para el ambiente, ya que si bien no se usará cianuro sí se empleará xanato. Y permitirá la minería metalífera química, de plata, cobre y plomo en algunas zonas de la provincia, como Telsen y Gastre.

La destinataria del proyecto es la empresa canadiense Pan American Silver, que busca avanzar con obras como el llamado Proyecto Navidad, que se extiende sobre el mayor yacimiento de plata sin explotar del mundo, en el centro-norte de Chubut.

«La megaminería representa un escenario de amenaza, frente a un sistema ambiental vulnerable que cobra especial relevancia cuando se trata de una provincia donde los recursos hídricos superficiales son escasos», dice el informe presentado por los científicos.

La ley se aprobó con el voto favorable de Juan Horacio Pais, Roddy Ingram, Graciela Cigudosa, Emiliano Mongilardi, María Cativa, Carlos Gómez, Gabriela De Lucía, Mariela Williams, Graciela Cigudosa y Pablo Nouveau, del bloque oficialista de Chubut al Frente; Tatiana Goic (Cultura, Educación y Trabajo); Carlos Eliceche (Visión Peronista): Sebastián López (Integrando Chubut); y Adriana Casanovas y Mónica Saso (Frente de Todos).

Votaron en contra los legisladores María Belén Baskovc, Rafael Williams, Carlos Mantegna (Frente de Todos); Rosana Artero, Leila Lloyd Jones, José Giménez y Ángel Tirso Chiquichano (Chubut Unido); Manuel Pagliaroni y María Andrea Aguilera (UCR); y Zulema Andén y Miguel Antin (Chubut al Frente), mientras que estuvieron ausentes Xenia Gabella (Chubut al Frente) y Mario Mansilla (Frente de Todos).