En la misma jornada que el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires sellaba y difundía un acuerdo con el Instituto River Plate, para desarrollar un plan de estudios que involucre a deportistas de alto rendimiento, la Escuela Senderos, que se encuentra anexada a la Integral Interdisciplinaria 21 DE 21 de Villa Lugano, cumplía el quinto día consecutivo sin clases por falta de suministro eléctrico. Una situación que se suma a los baños clausurados de la Escuela Técnica Cristóbal M. Hicken del barrio de Palermo, que fueron reemplazados por sanitarios químicos, situación que fue publicada por este medio durante la jornada de hoy.

“Nosotros venimos denunciando problemas estructurales desde el año pasado, tenemos un tema serio con el suministro de agua y había que hacer una obra muy grande pero nadie nos daba respuestas”, explica a Tiempo Andrea Pepín, docente de la Escuela. El gobierno porteño debía informarle esta situación a AySA y la empresa de aguas presentarse en el lugar para solucionar el tema. Todo indica que el ejecutivo porteño, realizó el pedido de verificación a la empresa mucho tiempo después de haber sido denunciado el problema.

“La solución momentánea que encontró la empresa, fue conectar un caño de agua con la Escuela N° 1 DE 21 lindera a la nuestra. Ni bien pudieron solucionar parcialmente este tema, apareció la falta de suministro eléctrico que parece que también tienen que hacer un laburo grande porque hace cinco días que estamos sin clases por falta de luz”, agrega Pepín.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Las autoridades de la Escuela realizaron varios reclamos desde que el establecimiento educativo se quedó a oscuras. Llamaron a Edesur, quien le expidió un número de expediente. Se pusieron en contacto con la supervisión, también elevaron el reclamo al Ministerio de Educación porteño; mantuvieron una comunicación telefónica con Hugo Bentivegna, comunero de la ocho por la Coalición Cívica, perteneciente al oficialismo de la Ciudad, quien les había prometido que en lo inmediato se iba a solucionar el problema; y hasta se comunicaron con a Defensa Civil. Hasta el momento nadie le brindó una solución concreta.

“En nuestra escuela tenemos pibes con multidiscapacidad, algunos de ellos dependientes de oxígeno, lo que hace imposible que estén dentro de la escuela con falta de luz porque tenemos que cargar los equipos”, termina la docente.

Desde el establecimiento educativo, emitieron un comunicado que pone en contexto la situación por la que atraviesa la comunidad educativa, mientras “el Gobierno de la ciudad viene anunciando la extensión del calendario escolar como símbolo de mejora educativa y de ampliación de derechos a niños y niñas. Pero la realidad en los barrios es muy diferente y no forma parte del slogan”, aseguran en el texto.

“Aún en estas condiciones la escuela permanece abierta con todas las dificultades que representa permanecer sin luz. Lo cierto es que la demagogia de la Ministra de educación, Acuña y el Jefe de gobierno, Larreta, tiene patas cortas y la comunidad está alerta”, agregan en el documento.

Desde la Asociación sindical docente Ademys, aseguran que “esto es la evidencia concreta del vaciamiento y el abandono de la escuela pública por parte del gobierno de Larreta y Acuña.”, afirma a Tiempo la Secretaria de Comunicación María Isabel Grau. “Lejos del marketing y del slogan de que «cada día cuenta», la realidad es que desde hace 15 años precarizan la educación y el trabajo docente. En estas condiciones no se puede ni enseñar ni aprender”, remata.