Un hombre de 52 años se refugió en el Hospital Pirovano para protegerse del frío y falleció en sus pasillos. Las informaciones sobre las causas de su muerte son contradictorias, si bien información periodística asegura en base a fuentes del hospital que murió de hipotermia, la ministra de Desarrollo Social porteña Guadalupe Tagliaferri aseguró que “no hay ningún registro de que haya muerto de frío”.

En declaraciones radiales, la funcionaria y candidata senadora del PRO local esgrimió que en el caso de Sergio Zacariaz -el hombre de 52 años que murió de frío a pocas cuadras de la Casa Rosada- rápidamente salieron a dar las explicaciones correspondientes, pero que en esta vez no era así, y había que esperar la autopsia ya que se trataba de un hombre con enfermedades de base graves.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

La situación que cubren expresiones como “en situación de calle” sólo disimulan un poco las imposibles condiciones de ciudadanos argentinos que ya sin siquiera una escuálida mano del Estado terminan muriendo en Argentina por el frío como causa directa o en las que las bajas temperaturas dan el empujón final. Este último domingo las temperaturas bajaron hasta 2 grados. En los corredores del hospital había mucha gente buscando reparo. Pasaron diez horas hasta que alguien se dio cuenta que ese hombre hasta ahora no identificado estaba muerto.   

También podés leer: El frío desnudó una tragedia que el gobierno no quiere ver

En un artículo de Página 12, se denunció también que “hubo mucha presión para que no se arme quilombo, pero nada de ayuda”, al ser consultada por los periodistas del programa En la trinchera, Tagliaferri negó enfáticamente esa posibilidad. La ministra del distrito más rico del país no pudo negar que sí murió en total desamparo, en los pasillos de un hospital.