El secretario de Justicia y Seguridad porteño, Marcelo D’Alessandro, justificó el accionar de la policía de la Ciudad quien mató a un hombre de 41 años de una patada, y ponderó el uso de las taser.

“Es un elemento que las fuerzas de seguridad tienen para reducir. Y este es un claro ejemplo donde se podía haber usado. Con su utilización se hubiera depuesto la actitud amedrantadora de la persona sin consecuencias”, expresó el funcionario.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Explicó además que el hecho comenzó cuando “un oficial femenino de parada en la zona fue alertada por un colectivero sobre un sujeto que estaba interrumpiendo el tránsito y amedrentando a la gente con un cuchillo”. Y agregó que “cuando la oficial le pidió deponer la actitud, el hombre se le fue encima de forma amenazante con un cuchillo, por eso pidió apoyo”.

El funcionario destacó que no se utilizó ningún elemento contundente. “Se le dio una patada para mantener distancia, para luego reducirlo”, justificó. “Vista así la imagen es muy brutal. Pero también lo es andar por la calle con un cuchillo, donde cualquier madre con una criatura podría haber sido lastimada y la situación hubiera sido otra”.

D’Alessandro dijo que se aguarda la autopsia y que se recaban testimonios con el de “reconstruir la situación para determinar si la actitud policial estuvo acorde a lo que daba la situación”.