El Merendero Niño Jesús le da almuerzo y merienda diariamente a 65 pibes de la localidad de Las Breñas, cabecera del departamento de 9 de Julio, en el sudeste de la provincia del Chaco.

En medio de la devastadora inundación que afecta a buena parte del litoral argentino, las modestas instalaciones del comedor comunitario quedaron bajo el agua. Lo que no quedó bajo el agua es la inmensa fuerza de voluntad para sobreponerse al drama que tiene el grupo de mujeres y hombres que lo llevan adelante, con el único objetivo de mitigar el hambre de los chicos de la barriada pobre.


Desde hace días, el merendero -que también es comedor al mediodía- sigue funcionando a pesar de los más de 40 centímetros de agua que cubre todas las manzanas a su alrededor. Con los mecheros subidos a tarimas improvisadas con ladrillos, y con ollas que se llevan a lavar a casas con mejor suerte, a la hora establecida los pibes van llegando como pueden para calmar el hambre.

Fideos, polenta, algunas verduras, pizzas amasadas con los brazos que se multiplican. Naranjas para el postre y hasta bizcochos y mate cocido a la tarde. Nadie maldice a nadie. Todos agradecen al cielo, que sigue lloviendo.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE