El Fondo Ruso de Inversión Directa (RDIF) y Laboratorios Richmond anunciaron este martes la puesta en circulación de la vacuna Sputnik V producida en el país, para esta semana. Las muestras de la vacuna producidas en Argentina han superado con éxito el control de calidad en el Centro Gamaleya el 3 de agosto.

Según lo previsto, Laboratorios Richmond podrá producir más de 3 millones de dosis del segundo componente de Sputnik V en agosto. Esta semana, la empresa comenzará a enviar la vacuna producida en Argentina al gobierno, incluidas 150 mil dosis del segundo componente, para proteger a la población frente al coronavirus.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Argentina fue el primer estado de América Latina en aprobar el uso de Sputnik V, así como el primer país de la región en comenzar la producción de la vacuna rusa. El registro se llevó a cabo a través de una autorización de uso de emergencia (emergency use authorization). La vacunación con el fármaco ruso comenzó en Argentina el 29 de diciembre de 2020. RDIF y sus socios llevaron a cabo una transferencia de tecnología para Laboratorios Richmond, y la producción local de la vacuna comenzó en abril de 2021.

La vacuna “Sputnik V” está registrada a día de hoy en 69 países, con una población total de más de 3.7 mil millones de personas. Los datos de los reguladores de varios países, incluidos Argentina, Serbia, Bahréin, Hungría, México, San Marino, Emiratos Árabes Unidos y otros países, obtenidos durante el transcurso de la vacunación de la población, demuestran que “Sputnik V” es una de las vacunas más seguras y eficaces contra el coronavirus.

La vacuna “Sputnik V” se basa en una plataforma probada y bien estudiada de vectores adenovirales humanos y utiliza dos vectores diferentes para dos administraciones durante el proceso de vacunación, lo que proporciona una inmunidad más duradera que las vacunas que utilizan el mismo mecanismo de administración para ambas inoculaciones.