Una de las múltiples consecuencias que dejó la pandemia de coronavirus sobre el sistema sanitario fue una marcada reducción en los niveles de donación de sangre. Pasó en todo el mundo, y también en Argentina. Si bien en el último tiempo muchos centros recuperaron los niveles prepandémicos, el promedio de donantes de sangre continúa un 10% por debajo de los valores de 2019 y la mitad corresponde a reposición (personas que se acercan a partir de la necesidad de un familiar o conocido), según informó el Ministerio de Salud.

En este marco, cobró gran relevancia la donación en espacios no hospitalarios. En la Provincia de Buenos Aires, de hecho, el número de donantes de sangre se incrementó un 16% durante 2021 a partir de las colectas en esos espacios, generadas para revertir la baja de la donación durante la primera etapa de la pandemia.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Una de las campañas vigentes para ese fin se da entre el Hospital Posadas y Trenes Argentinos, que instalan espacios de donación en estaciones y vagones. Este viernes, la cita será de 9 a 12 en la Línea San Martín, en el aula de capacitación del Edificio Nuevo de Recursos Humanos, en Retiro: Andén Z, Larga Distancia.

Puede donar sangre cualquier persona que tenga entre 18 y 65 años, pese más de 50 kilos, se sienta bien de salud, no esté transitando enfermedades que se transmitan por sangre (hepatitis, mal de Chagas, etc.); que no esté embarazada ni amamantando y no se haya realizado durante el último año tatuajes, perforaciones o escarificaciones cutáneas. Tampoco que hayan tenido Covid-19 recientemente.

“La donación voluntaria de sangre es muy importante ya que no es un elemento que se pueda conseguir comprándolo en una farmacia, por ejemplo. No hay laboratorio que lo fabrique. Es de gran importancia trabajar y movilizar en los distintos espacios este mensaje de donar sangre voluntariamente. No importa si hay alguien esperando o no, si es familiar, conocido o no. De manera voluntaria y anónima, es importante donar sangre que va a ser recibida por un paciente que la va a precisar y seguramente va a tener un mejor transcurso de su tratamiento o mejorar su situación de salud a partir de esa transfusión”, destacó Gisela Marcos, responsable del banco de sangre del Hospital Posadas.

Explicó que en instituciones como el Posadas “se requiere permanentemente de donantes de sangre. Entre 60 y 80 unidades diarias. Por la complejidad de los tratamientos con los que se maneja nuestra institución”. Ese hospital, en Palomar, tiene su propio banco de sangre e impulsa acuerdos –con Trenes Argentinos y otros organismos- para “acercar a las personas interesadas en donar la posibilidad de que el tema esté permanentemente conversándose, preguntándonos por qué lo hacemos, y dar la oportunidad de donar ahí. Hacemos un calendario y damos a trabajadoras, trabajadores y usuaries, en este caso, la posibilidad de acercarse”.

La semana pasada, en el marco del Día Mundial de la Donación de Sangre, la misma acción solidaria se realizó en la estación Once de la Línea Sarmiento.