Luego de que se descartaran vínculos con el grupo terrorista internacional ISIS, Joel Walter Ovejero fue liberado, mientras que empeoró la situación de Miguel de Paola, en la insólita causa por una serie de tuits con amenazas en árabe al presidente Mauricio Macri, a la Casa Rosada y a un shopping porteño.

Ovejero, uno de los tuiteros de 21 años, fue puesto en libertad luego de haber ligado la autoría de los tuits a su tío coetáneo De Paola, quien es defendido por el doctor Miguel Ángel Pierri.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Para sus padres, fue «una burrada de dos muchachos que no pueden ser sospechados de terroristas» y «una irresponsabilidad de dos estúpidos que no tenían nada para hacer». Para la jueza María Servini de Cubría, fue una «intimidación pública agravada por la ley de terrorismo».

La investigación incluyó un allanamiento en la casa de De Paola en la localidad de Villa Bosch, partido de Tres de Febrero. Durante los procedimientos, la policía secuestró un par de computadoras, una escopeta antigua calibre 12 y dos rifles de aire comprimido, propiedad de su padre. El área de Cibercrimen de la Policía Metropolitana trabaja en el caso.