En el marco de un proceso creciente de declaración de sitios sagrados que responde a reclamos de pueblos originarios en distintos puntos del país, se había difundido en las últimas horas la decisión de otorgar ese carácter al volcán Lanín. Sin embargo, Parques Nacionales anunció que esa medida quedará sin efecto y se convocará a una mesa de diálogo junto a la provincia de Neuquén y las comunidades, para trabajar “conjuntamente en una nueva que contemple el espíritu federal”.

“La Administración de Parques Nacionales manifiesta la intención de continuar con la gestión conjunta y de procesos participativos, de manera federal, con todas las jurisdicciones en las que se emplace un parque nacional”, expresó el organismo. La marcha atrás fue festejada por el expresidente Mauricio Macri.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

“El hermoso Volcán Lanín es de todos los argentinos, sin discusión”, tuiteó el exmandatario, que no se caracterizó por dar lugar a las demandas del pueblo mapuche durante su gestión.

La declaración del lugar como sitio sagrado había sido considerada un “hito” desde la Confederación Mapuche. “Los valores del Pijañ Mawiza se relacionan con nuestra forma de vida, de quienes convivimos desde siempre con él y el ecosistema que alimenta. Está unido a la identidad nacional mapuche y es necesario para importantes propósitos ceremoniales y religiosos”, expresaron a través de redes sociales. Y agregaron: “Si bien, el Pijañ Mawiza está incorporado al Parque Lanín donde los esfuerzos para conservar la biodiversidad ha priorizado la conservación como propósito fundamental, para los mapuche el Pijañ Mawiza incluye valores espirituales, culturales, de identidad, educacionales, de paz y terapéuticos”.

Sin embargo, la declaración también había generado fuertes rechazos. Desde la administración provincial a cargo de Omar Gutiérrez plantearon que se trataba de “un acto ilegal” y el fiscal de Estado de Neuquén, Raúl Gaitán, consideró que la medida fue dictada “por un organismo incompetente”, en lo que entendió como “un avasallamiento de las autoridades nacionales”. El tema apuntaba a seguir por vía judicial, cuando se conoció la medida de Parques Nacionales con la marcha atrás.

“Es importante mantener junto a la provincia del Neuquén los procesos de toma de decisión que involucren aspectos de dicha área protegida, teniendo en cuenta que desde hace décadas la provincia mantiene una relación respetuosa y armoniosa con las comunidades originarias”, cerró su comunicado la entidad. Pero el debate está lejos de concluir.

Volvió, una vez más, la campaña racista contra el pueblo Mapuche, ahora con el tema del Volcán Lanín.

«Estos mensajes anti-indígenas alientan la cancelación, la idea de que no existen «otros» ni «otras» culturas. Solo existe una cultura válida, la occidental y europea», expresó a través de su cuenta de Twitter el abogado ambientalista Enrique Viale. Y retrucó el tuit de Macri, haciendo referencia al magnate que se apropió de un lago: «El Volcán Lanín es de todos los argentinos, el Lago Escondido es de mi amigo Joe Lewis, sin discusión».